«Ese asesino dijo que iba a matar a una mujer y se encontró con mi niña»

Andrés Barquín, hermano de Celia, recibe el apoyo de los vecinos durante el minuto de silencio. /  L. P.
Andrés Barquín, hermano de Celia, recibe el apoyo de los vecinos durante el minuto de silencio. / L. P.

Los padres de la golfista Celia Barquín lloran la «mala suerte» de su hija. El cuerpo de la joven no podrá viajar a España antes de una semana

A. MACHÍN SANTANDER.

Marcos le pasa el brazo por el hombro a su esposa y aprieta cuando ella, Miriam, empieza a hablar a los periodistas. «Qué mala suerte ha tenido mi pobre...». La imagen de la productora Atlas de los padres de Celia Barquín, la joven cántabra asesinada en Estados Unidos, fue la postal de la conmoción. Del impacto que el suceso ha dejado en Cantabria. «Dijo que iba a matar a una mujer y se encontró con mi niña», expresó su madre ante las cámaras pendiente de las informaciones que llegan desde Iowa. Allí contaban que la salida del cuerpo de la joven del hospital forense en el que ha permanecido desde que fue encontrado en el campo de golf de Coldwater Links era inminente. Pero que, en todo caso, su traslado a España no podrá efectuarse antes de una semana. Posiblemente, el jueves. Los trámites se están haciendo rápido, pero hay protocolos. La familia, según confirmaban desde la Federación Española de Golf, no tiene, en principio, intención de viajar. El novio de Celia y el marido de su entrenadora se están encargando de las gestiones -con el apoyo del consulado español en Chicago- y lo más probable es que sean ellos los que vuelen con los restos de la campeona cántabra cuando, por fin, pueda volver a casa.

El día después siguió siendo duro. Casi trescientas personas guardaron un minuto de silencio en memoria de Celia ante el Ayuntamiento de Torrelavega. Allí estuvo su hermano, que repartió agradecimientos y recibió abrazos. Los Barquín son muy conocidos en la ciudad y allí viven muchos de sus parientes. «Me gustaría que se la recordara como una luchadora, que es lo que siempre demostró tanto en el deporte como fuera de él. Una persona a la que todos queríamos un montón, como se está viendo en todos los sitios», dijo el joven. Y en esa idea insistió su madre poco después. En el «brillo especial» que tenía su hija. Una joven «respetuosa» con todos. Andrés Barquín -el hermano- aseguró en ese momento que están «en contacto con el Marshal de Ames» y que les tiene «al tanto de las últimas novedades». «El Gobierno se está portando muy bien, tanto el canciller de Chicago como otros diplomáticos que nos están ayudando en la labor. La investigación está en manos de la Policía, están procediendo a la autopsia y cuando finalice quizás sabremos alguna novedad», explicó.

De los trámites sobre el terreno se está encargando el novio de Celia y el marido de la entrenadora de la deportista. Cerca de ellos hay también un representante de la Federación Española de Golf, que es quien confirmó a este periódico que el cuerpo deberá permanecer allí por lo menos durante una semana. Esas mismas fuentes relataron que los familiares aún no han tomado una decisión respecto al siguiente paso. Si embalsaman el cuerpo de la joven para traerlo de vuelta o si la cremación se lleva a cabo en Estados Unidos. El golpe ha sido brutal y pensarán en ello en las próximas horas. Pero, en todo caso, los trámites están encauzados y no será necesario que los padres viajen a Estados Unidos (es la idea en la que estaban ayer).

Además, la propia Universidad de Iowa State (ISU) -según el relato de la Federación- ha mostrado su intención de hacerse cargo de los gastos que se generen. En este sentido, el equipo femenino de golf de la Universidad compartió en las redes sociales la creación de una cuenta en la página web GoFundMe con el propósito de recaudar fondos «para ayudar a su familia con los costes».

Más