Asturias de lado a lado en ocho días

Pedro Rodríguez Cuenca con el mapa de Asturias en el mirador de la ermita de La Luz. /  R. P.
Pedro Rodríguez Cuenca con el mapa de Asturias en el mirador de la ermita de La Luz. / R. P.

Pedro Rodríguez Cuenca se propone desde mañana cubrir el GR 109 desde Panes a Santa Eulalia de Oscos sin transiciones

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Atleta de pista y asfalto en sus primeros años como deportista, el avilesino Pedro Rodríguez Cuenca afronta a sus 55 años un reto singular con el que cumplirá un sueño: recorrer Asturias de punta a punta en una semana, siete días. Lo hará por el conocido como GR 109, el Camino Natural de la Cordillera Cantábrica, que atraviesa el Principado de este a oeste, de Panes hasta Santa Eulalia de Oscos.

Una prueba de superación que el deportista avilesino afrontará en solitario, con apoyo logístico y de avituallamiento por parte de un grupo de amigos y, como él, aficionados a las carreras por montañas. Una especialidad que prendió hace mucho tiempo en Pedro Cuenca, campeón nacional y regional de veteranos y ganador de multitud de pruebas.

Dentro de los retos personales de este perfil que abundan en estos tiempos, el de Pedro tiene su singularidad. Tratará de culminar en ocho días un GR 109 con 486,918 kilómetros que se marca en 27 etapas, reducidas a siete por el corredor avilesino. «Es un objetivo que tenía en mente desde hace dos años, una vez que decidí dejar de participar en copas y campeonatos de España».

El avilesino ha cubierto su cupo competitivo y deja los dorsales tras su anterior hazaña, por los Pirineos, en compañía de Pedro Bayón y tras superar unos problemas físicos de rodilla, se puso manos a la obra para preparar su reto personal: «No hay intención de batir récords, ya lo es comprimir en ocho días lo que normalmente un montañero hace en 27 para afrontar el GR 109. Lo hago sin más interés que el de superarme y cumplir un objetivo».

Se ha entrenado sin darse palizas porque «considero que los recorridos largos desgastan demasiado. He hecho algunos de entre 30 y 37 kilómetros tratando de acostumbrar al cuerpo a beber y comer en marcha, ya que no soy de distancias largas tipo ultras, aunque en este caso haré uno diario de forma consecutiva». Confiesa que «la aventura forma parte del reto porque solo conozco aproximadamente un 10 por ciento del recorrido, lo que me obligará a estar siempre atento a las marcas y a los tracks del GPS».

Inicio muy exigente

Pedro Cuenca ha repartido en ocho etapas el GR 109, tres de ellas se setenta o más kilómetros, con un inicio realmente duro: 74,3 en la que abre el cartel, Panes-Cangas de Onís, y 76,3 la segunda, Cangas de Onís-Entralgo.

Si todo transcurre como es de ley, el avilesino culminará el reto el domingo día 26 con la etapa más liviana, Grandas de Salime-Santa Eulalia de Oscos, de 29,8 kilómetros. En cada una de las jornadas el desnivel también marcará la dificultad de la caminata de Cuenca, con tres alturas superiores a los 5.000 metros acumulados.

Pedro Rodríguez Cuenca afrontará solo el recorrido, salvo algunos tramos en los que parte de su equipo irá a su lado en bicicleta de montaña para dar aliento al corredor, al que apoyará con la logística y el avituallamiento. Ese equipo lo forman José Manuel, Sonia, Eliane, Pablo, Ángel y Marisol. Junto a ellos un grupo de patrocinadores que asumen el coste de la aventura del deportista avilesino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos