PARABOBSLEIGH

Blanco roza el oro en la segunda prueba de la Copa del Mundo de Lillehammer

Blanco, felicitado. / GIRTS KEHRIS
Blanco, felicitado. / GIRTS KEHRIS

N. GUTIÉRREZ.

El deportista asturiano Israel Blanco Amorín rozó el oro en la segunda prueba de la Copa del Mundo de parabobsleigh que se disputó este fin de semana en la estación invernal de Lillehammer, en Noruega. Blanco, que había sido bronce en la jornada del sábado, estuvo ayer a un paso de ganar, teniendo que conformarse con la medalla de plata tras los dos descensos puntuables de ayer. En la primera manda se puso en cabeza con un descenso que «me salió casi perfecto, le saqué dos décimas al ganador final de la prueba». Pero el corverano, único español que compite en esta especialidad, no tuvo fortuna en la segunda manga y en ella se le esfumó la medalla de plata: «Me la pegué en la curva siete y perdí casi toda la velocidad. Pude acabar, pero hice el decimoquinto tiempo, de los últimos». Pese a ello, en el cómputo de las dos bajadas, Israel Blanco terminaba en segunda posición, lo que deja a las claras el tiempazo que había registrado en el primer descenso. «Se me escapó el oro, pero la verdad es que tras un año sin practicar, un bronce y una plata es más de lo que esperaba», dijo Isra Blanco, que el fin de semana competirá en Oberhof, Alemania.