El Candás Rugby, un club de 'lords'

Integrantes del Candás Rugby Club, equipo que se creó el año pasado. /  C. R. C.
Integrantes del Candás Rugby Club, equipo que se creó el año pasado. / C. R. C.

Casi un centenar de asturianos ha comprado ya una pequeña parcela en las tierras altas de Escocia para ayudar a su conservaciónSus jugadores se suman a un proyecto que pretende proteger las Highlands

SARA GARCÍA ANTÓN GIJÓN.

Dicen que el rugby es un deporte jugado por caballeros y en el Candás Club han dado un paso más. Todos sus miembros se han convertido en 'lords' de la mano de una iniciativa conservacionista que buscar proteger las tierras altas de Escocia de operaciones especulativas. Highland Titles es el proyecto de un padre y una hija, Peter y Laura Bevis, que pretende preservar la fauna y flora de las Highlands. Así, adquirieron dos reservas naturales que después han troceado para favorecer que sean tantos sus propietarios que a las grandes sociedades les resulte imposible hacerse con el terreno para desarrollar proyecto alguno de construcción o explotación forestal comercial.

El presidente del Candás Rugby Club conoció esta iniciativa y se compró un trozo de reserva. Después, sus compañeros le siguieron. Y, al final, han entablado una relación de colaboración con Highlands Titles, «nuevo patrocinador de este equipo al que proporciona los títulos de Lord de Glencoe». «Es el primer equipo de lords de España», remarca esta fundación, que desarrolla proyectos de reintroducción de especies desaparecidas y de repoblación forestal en estas tierras.

Aún no se ha concretado cómo se articulará ese patrocinio, aunque ya se sabe que el 1 de diciembre personal de la fundación visitará Candás para hacer entrega de los títulos al equipo, que juega en la Liga Asturiana de Desarrollo en el que es su primer año en competición después de crearse el año pasado. «Es una manera de afianzar los lazos entre España y Escocia, en especial de una comunidad como Asturias, que comparte sus mismos orígenes celtas, todo ello a través de los valores nobles del rugby», destacan en la fundación escocesa.

No son estos deportistas los únicos asturianos que pueden presumir de ser un 'lord' escocés -que no implica pasar a formar parte de la aristocracia británica, la distinción procede de la palabra 'laird', que significa propietario de tierras- en el Principado. La fundación detalla que casi un centenar de asturianos se han interesado por esta iniciativa medioambiental y se han hecho con su pedacito de Highlands.

La parcela más pequeña, de menos de un metro cuadrado, sale por 36 euros. Y para los presupuestos más boyantes, las hay de 92 metros cuadrados por 605 euros. Su adquisición, además del tratamiento de 'lord' o 'lady', da la posibilidad al propietario de visitar sus tierras. Y una vez al año se celebra un encuentro de estos 'lairds' del siglo XXI en Escocia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos