Una competición de récord

Los participantes del Memorial Rafael Alegría, durante la entrega de premios a la conclusión del torneo. / PALOMA UCHA
Los participantes del Memorial Rafael Alegría, durante la entrega de premios a la conclusión del torneo. / PALOMA UCHA

El XV Memorial Alegría reunió a 700 jugadores, 50 árbitros y 70 voluntarios | Los anfitriones lograron dos victorias, tres segundos puestos y dos terceras plazas ante algunas de las mejores canteras nacionales

J. L. CALLEJA GIJÓN.

La decimoquinta edición del Memorial Rafael Alegría de hockey puso de relieve el gran potencial grupista en este deporte olímpico tan tradicional. Los anfitriones rindieron a un gran nivel en un torneo que volvió a batir records de participación con más de 700 jugadores. Además, la ya tradicional cita reunió de nuevo a buena parte de la base de algunos de los más destacados clubes nacionales, casos del Jolaseta, Getxo, Tenis de Santander, El Sardinero, SPV Complutense, Club de Campo, Pozuelo, Neguri de Alcorcón, Albor de Orense, Real Sociedad de San Sebastián y Club Patín Verde de Madrid, a los que se sumaron los equipos locales de La Asunción, Lloberu, Codema y Cabueñes.

Pero, al margen de los resultados, lo más importante fueron las tres jornadas de convivencia que tuvieron los jóvenes jugadores tanto en las instalaciones del Grupo en Las Mestas como en el campo de la antigua Universidad Laboral.

En este sentido, Falo Rodríguez, responsable de este deporte en la polideportiva sociedad gijonesa, destaca que «ha resultado un éxito tanto de participación como de organización y ls escolares han vuelto a tener una gran experiencia a todos los niveles».

El técnico grupista, además, aporta como dato de la importante estructura del torneo que «contamos con 70 voluntarios, entre padres, madres y algunos veteranos, así como más de 50 árbitros, que son la mayoría jugadores de la sección».

Así las cosas, el Memorial Alegría cumplió con creces su objetivo en una edición en la que se pudo comprobar también el notable progreso con el stick de los más pequeños.

En cuanto a los resultados, el Grupo ganó en la categoría alevín femenina por delante del Jolaseta y del Getxo, mientras que, en la alevín masculina, también lo hizo, con La Asunción y el Lloberu secundándoles en el podio. Las benjamines del Jolaseta se proclamaron campeonas, con el Grupo y el Grupo 1938 en la segunda y tercera posición, respectivamente. Por su parte, los benjamines del Tenis de Santander vencieron a los Diablos Rojos y al Jolaseta 33.

En el campeonato prebenjamín, el Club de Campo fue el vencedor, seguido del Grupo Covadonga D y el SPV Complutense, mientras que en la Copa prebenjamín Albor de Orense, Real Sociedad y Grupo ocuparon los primeros tres puestos en la clasificación.

Los más jóvenes de la escuela grupista ya tienen nuevas citas para competir. Será del 31 de este mes al 2 de junio en el Torneo El Sardinero y, una semana después, acudirán al Torneo del Club de Campo de Madrid, en lo que serán dos nuevas experiencias para crecer como jugadores.