Craviotto, Toro, Walz y Germade a por el oro en el Mundial en k4 500

Saúl Craviotto y Cristian Toro./E. C.
Saúl Craviotto y Cristian Toro. / E. C.

Saúl Craviotto reconoció que llega a esta recta final de temporada con «ganas e ilusión» tras un año «muy intenso»

EFE

El seleccionador del K4 500 de España, Miguel García, destacó,a pocos días de comenzar el Campeonato del Mundo de Piragüismo de Portugal, que el equipo español llega con «expectativas de medalla» tras confeccionar un cuarteto ganador formado por Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade.

Estos piragüistas ya saben lo que es triunfar en esta disciplina tras ser los más rápidos en el Campeonato de Europa y en la Copa del Mundo.

El equipo español lleva desde mayo trabajando por conformar el K4 500 más competitivo, todo ello tras un proceso de selección iniciado en enero que los propios integrantes de la embarcación califican de «duro» por la calidad que había en el grupo inicial y que ha dado lugar a los cuatro nombres con los que España peleará a partir del próximo 23 de agosto en Montemor (Portugal).

«Quedan apenas diez días y sabemos que llegamos en un momento de forma muy bueno. Dentro del ciclo olímpico sabemos que tenemos que distribuir el esfuerzo en función de los objetivos del año próximo, en el que se clasifica para los Juegos Olímpicos, pero todo va bien: sabemos cómo tenemos que competir y hemos mejorado en las partes en las que podíamos tener algún déficit», explicó el propio García.

Los españoles, que apuran su preparación en las instalaciones de Trasona (Corvera), se juegan sus opciones de triunfo con los alemanes, embarcación «consolidada» a la que ganaron en el Europeo por tan sólo 9 centímetros y que llega con «hambre de revancha» a una prueba en la que es la actual campeona.

El propio Saúl Craviotto reconoció que llega a esta recta final de temporada con «ganas e ilusión» tras un año «muy intenso» en el que han peleado por los títulos y por un puesto en una embarcación con la que quiere «salir por la puerta grande».

«Nos hemos dejado el alma entrenando y ahora queremos acabar, pero acabar haciéndolo muy bien. Nuestra intención es pelear por esa medalla, si puede ser de oro mejor, porque podemos optar a todo si damos lo mejor de nosotros mismos», explicó el doble campeón olímpico.

Por su parte, Cristian Toro hizo hincapié en que el pensamiento principal del grupo es «hacer la mejor prueba posible» ya que todos piensan en «vaciarse» y no en posiciones finales, filosofía que respaldan los hombres que completan la embaración: Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade.

«Ha sido una buena temporada, llevamos un palmarés que nos da un chute de optimismo y motivación. Todo el mundo llega bien a esta prueba, pero nosotros también, por lo que sólo hay un objetivo: hacer la mejor regata de nuestras vidas», adelantó Cooper Walz, campeón olímpico de K1 1000.

El combinado español, que está acostumbrado a doblar a sus participantes para que compitan en varias disciplinas, no podrá en esta ocasión compaginar la participación en el K4 500 con el K2 500 en el que habitualmente pelean la pareja formada por Walz y Germade, algo que sí podrán hacer Craviotto y Toro en el k2 200 ya que en su caso los horarios de esta disciplina no se solapan con el K4 500.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos