Cuenca inicia mañana su segundo gran reto

Pedro Cuenca durante uno de sus entrenamientos. /  L. V.
Pedro Cuenca durante uno de sus entrenamientos. / L. V.

El atleta avilesino recorrerá Asturias de oeste a este por la ruta costera en seis días para completar un total de unos 500 kilómetros

SANTY MENORAVILÉS.

Ya ha llegado la hora. Después de varias semanas de entrenamiento, el atleta avilesino Pedro Cuenca está a punto de comenzar su segundo gran reto: recorrer Asturias por la ruta costera en seis días, completando un total de 500 kilómetros. Si hace diez meses recorrió el Principado de este a oeste a través del trazado GR-109 ruta interior en ocho etapas consecutivas, este año lo hará por el GR-204 senda costera. Serán «otros 500 kilómetros aproximadamente, pero esta vez en seis días, también de forma consecutiva».

La primera etapa comenzará mañana lunes en Figueras (Castropol) y finalizará en la playa de Otur, en Valdés, para un total de 74,75 kilómetros y 2.737 metros de desnivel acumulado. La segunda será playa de Otur-Cabo Vidio, en Cudillero (70,82 y 3.834), la tercera Cabo Vidio-Avilés (64,49 y 3.008), la cuarta Faro Avilés-Playa España, en Gijón (76,65 y 3.943), la quinta Playa España-Ribadesella (80,98 y 2.999) y la sexta Ribadesella-Bustio, Ribadedeva (68,61 y 2.231).

«Inicialmente y según los tracks que hemos mirado son casi 450 kilómetros y cerca de 19.000 metros de desnivel acumulado, pero ya veremos lo que sale, si no tengo que desandar (correr) tramos al estar cerrados por maleza como me sucedió en mi reto anterior, que además me produjo una infección bacteriana por los pinchos o picaduras y me condicionó muchísimo el ritmo que quería llevar ya desde la segunda etapa», explica el deportista, que espera que los ayuntamientos y los concejos «cuiden los senderos, tanto de pequeño como de gran recorrido, habilitados para el paseo y disfrute de las personas amantes de la naturaleza.

Pedro Cuenca reconoce que «ahora ya no me atrae tanto la competición y el dorsal, pero sigo manteniendo un nivel bastante bueno atléticamente hablando y por eso me enredo con estas cosas. No hay edad para seguir haciendo kilómetros, buscar objetivos o retos y entrenar para ello».