Más deporte

Los deportes de contacto confirman su crecimiento en España

Los deportes de contacto confirman su crecimiento en España

El auge de los deportes de contacto en nuestro país parece no tener límites, con un aumento de las licencias federativas en más de 200% en un solo un año

RICARDO CASTAÑEDAMadrid

Los deportes de contacto triunfan en españa. MMA, Kick boxing K1, Muay Thai, Kung-fu, Full contact… cada vez más españoles se familiarizan con estos términos, que se van a incorporando de manera vertiginosa al diccionario de los deportes de contacto, donde ya existen el boxeo, judo, kárate o el taekwondo, todos ellos olímpicos.

Este auge de los deportes de contacto se confirma por el hecho de que en solo un año el número de centros en los que se practican este tipo de actividades ha crecido de 127 a 494, acompañado de un aumento de las licencias federativas en un 200%.

Todo este tirón se traduce en un incremento de los combates y del número de luchadores profesionales en nuestro país. Así, por ejemplo, el más llamativo tuvo lugar recientemente en la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama, durante la velada del Fighter's Night, organizado por la promotora Storm Promotions, creada con el objetivo de ofrecer eventos de máxima calidad y priorizando a los deportistas nacidos o residentes en España.

El acto congregó a más de 1.000 personas, que disfrutaron durante más de 6 horas de los mejores combates que se pueden ver actualmente en nuestro país en la disciplina Kick boxing K1. El joven luchador nacional Nacho Menen se llevó el Campeonato Intercontinental ISKA ante el francés Johan Tkac, con una amplia experiencia en grandes eventos como GLORY. El español, que llegaba a la cita con 33 victorias -9 de ellas por KO técnico-, venció a los puntos por decisión unánime.

Al mismo tiempo, durante la superfight femenina en la modalidad K1, la sevillana Anta Sánchez derrotó a la madrileña Elena Goggin por KO en el primer asalto. Por su parte, Samu Parra superó a los puntos por decisión unánime al madrileño Víctor Omar en la superfight K1 71 kg, al igual que el madrileño Alex Pintor ante el ucraniano Illich Andrii en la superfight K1 72 kg. Por último, el barcelonés Antonio Campoy ganó por KO en el tercer asalto al madrileño Jonathan Fabián en la superfight K1 64,5 kg.