Balonmano femenino

España comienza el Europeo con una lección defensiva

Las jugadoras de la selección española de balonmano femenina celebran su victoria./Sebastien Bozon (Afp)
Las jugadoras de la selección española de balonmano femenina celebran su victoria. / Sebastien Bozon (Afp)

La selección de Carlos Viver logró una contundente victoria ante Croacia en su primera cita en el torneo

EFEMadrid

La selección española femenina de balonmano comenzó su andadura en el Europeo de Francia con una contundente victoria, tras imponerse este sábado por 25-18 a Croacia, en un encuentro en el que las de Carlos Viver dieron una auténtica lección defensiva en la primera parte.

Tal y como confirman los tan sólo cinco goles, dos de ellos de penalti, que el equipo español concedió en unos primeros treinta minutos, en los que España desarboló por completo (15-5) a la selección croata.

Las «guerreras» son conscientes, como recalcó una y otra vez el técnico español Carlos Viver antes del inicio del torneo, de que el único camino posible para poder brillar en el Europeo pasa por defender, defender y defender.

25 España

Navarro; Carmen Martín (1), Almudena Rodríguez (1), Alicia Fernández (-), Pena (7), Jennifer Gutiérrez (3) y Ainhoa Hernández (-) -equipo inicial- Castellanos (ps), Arderius (-), Cesáreo (-), Paula García (2), Lara González (-), Sole López (4p), Ana Isabel Martínez (1), Valdivia (1) y Mireya González (5).

18 Croacia

Kapitanovic; Turk (3), Krsnik (2), Jezic (1), Glavan (1), Stela Posavec (-) y Paula Posavec (2) -equipo inicial- Pijevic (ps), Plahinek (1), Milosavljevic (-), Kalaus (1), Milosevic (-), Dezic (4, 3p), Debelic (2), Blazevic (1) y Prkacin (-).

marcador cada cinco minutos
3-1, 6-2, 8-3, 10-3, 13-4 y 15-5 (Descanso) 17-7, 19-8, 21-10, 23-14, 23-16 y 25-18 (Final)
árbitros
Bennani y Bennabi (SWE). Excluyeron por dos minutos a Mireya González (2) y Eli Cesáreo por España; y a Jezic y Kalaus por Croacia.
incidencias
Encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo C de la primera ronda del Europeo de Francia 2018 disputado en el pabellón L'Axone de Montbéliard ante unos 3.600 espectadores.

De hecho, el preparador español no dudó en cifrar en los veinte goles, la barrera que marca las opciones de victoria de la selección en cada uno de los encuentros de este Europeo.

Una cifra que España se empeñó desde el primer momento en no rebasar con un intenso trabajo defensivo en el que jugó un papel fundamental la pareja que conforman Lara González y la jovencísima Eli Cesáreo en el eje de la zaga.

A base de piernas y más piernas, Lara González, que demostró estar perfectamente recuperada de la fascitis plantar que le impidió participar con normalidad en la fase de preparación, y Eli Cesáreo anularon el juego con el pivote, sobre el que gira la ofensiva del conjunto balcánico.

Tal y como confirmó el hecho de que ni Katarina Jezic, la gran estrella del equipo croata, ni Ana Debelic, las dos pivotes, que no sólo no lograron anotar en la primera mitad, sino que ni tan siquiera tuvieron la opción de lanza.

Todo un problema para Croacia, que cuando logró encontrar el más mínimo resquicio en el muro español se topó con una soberbia Silvia Navarro, que con sus paradas acabó por desesperar a la selección balcánica.

Una solidez defensiva que permitió al conjunto español afrontar el ataque con la tranquilidad necesaria para hacer circular el balón hasta generar los espacios necesarios para encontrar el mejor camino hacia el gol.

Faceta en la que destacó por encima de cualquier otra la lateral Nerea Pena, máxima realizadora del partido con siete tantos, que no falló ninguno de los cinco lanzamientos que intentó en la primera mitad.

Goles y más goles que permitieron a España sentenciar el choque (15-5) al llegar al descanso, un contundente marcador que no aplacó la voracidad de la selección nacional, que elevó su ventaja a los doce tantos (20-8) a los diez minutos de la segunda mitad.

Un resultado con el que la selección española pareció dar por concluida la contienda, como demostraron las numerosas rotaciones efectuadas por el técnico español, que con los dos puntos ya asegurados, no quiso sobrecargar a ninguna de sus jugadoras.

Circunstancia que no desaprovechó Croacia para maquillar el marcador aunque sin cuestionar en ningún momento la victoria del conjunto español, que con este triunfo (25-18) dio un paso casi definitivo hacia la segunda ronda del torneo.

 

Fotos

Vídeos