España se queda a las puertas de la final tras una dolorosa derrota

María López, con el nueve, felicita a las jugadores irlandesas. /  EFE
María López, con el nueve, felicita a las jugadores irlandesas. / EFE

La gijonesa María López jugó un papel protagonista durante la semifinal del Mundial que se decidió en las penas máximas

J. A. G GIJÓN.

La selección femenina de hockey, de la que forma parte la gijonesa María López, se quedó a las puertas de jugar por primera vez la final de un Mundial tras caer a Irlanda en los 'shoot outs'. Tras el 1-1 con el que acabó los 60 minutos, en los lanzamientos decisivos la selección irlandesa venció por 3-2. El partido se le puso en contra a España desde el inicio. En la primera aproximación, Irlanda sacó un penalty córner, que fue aprovechado por Anna O'Flanagan para marcar el 1-0.

Las 'RedSticks' mantuvieron su ofensiva sobre la meta irlandesa. Un jugada de Berta Bonastre dejó la bola para Alicia Magaz anotara el empate a falta del último cuarto. Lo intentó España antes de llegar a los lanzamientos decisivos pero no estuvo atinada en los últimos metros. Los penaltis fueron una moneda al aire y para España salió cruz. Ahora, las 'RedSticks' jugarán por el bronce contra Australia a partir de las 15 horas.

 

Fotos

Vídeos