Mundial de pádel

La final masculina, en el aire tras la negativa a jugar de España y Argentina

Vista general de una pista de pádel/EFE
Vista general de una pista de pádel / EFE

El caos organizativo y el retraso en los horarios por las inclemencias climáticas fueron las razones que argumentaron las dos selecciones

EFEAsunción

El título de campeón del mundo de pádel masculino por equipos sigue desierto tras la negativa de España y Argentina a disputar la final, que estaba prevista que se celebrara este sábado en Asunción, en una jornada marcada por el caos organizativo, y en la que la selección española femenina se había hecho con anterioridad con el título al derrotar a la argentina.

Las dos selecciones masculinas comunicaron poco antes del encuentro que no acudirían al mismo, pero sin presentar argumentos sobre esa decisión, afirmó Rubén Duarte, el presidente de la Federación Paraguaya de Pádel (Feparpa).

Duarte añadió que la Feparpa presentará un escrito de queja a la Federación Internacional de Pádel (FIP), si bien representantes del organismo estuvieron presentes en la ultima jornada mundialista.

Ambas selecciones debían de haberse enfrentado tras el partido entre las representantes femeninas de España y Argentina, que finalizó con la victoria de las españolas por 2-0.

Sin embargo, esa final comenzó ya entrada la noche, tras una demora de varias horas y en medio de una deficiente organización.

De hecho, esa mañana ya se anunció que las dos finales comenzarían con retraso, sin que se detallaran las causas, tiempo que luego se extendió debido a un fuerte aguacero que cayó sobre Asunción y el área metropolitana.

Esas inclemencias climáticas obligaron a la Feparpa a cambiar la ubicación del encuentro en el último momento, de una cancha abierta a una cerrada.

Sin embargo, el comienzo de ese partido se retrasó dos horas más debido a que el conjunto blanquiazul se negaba a jugar alegando que las condiciones de la pista no eran idóneas.

Tras una reunión con las autoridades de la FIP y los representantes de las federaciones que se jugaban el Mundial, decidieron salir al campo, con el resultado favorable a las españolas, que obtuvieron el título por sexta vez.

Luego llegó la negativa de las selecciones masculinas que puso un amargo colofón a un Mundial que Paraguay organizaba por vez primera.

Fuentes de la Federación Española de Pádel (FAP) relataron el sábado a Efe algunas de las deficiencias en la organización del Mundial en Paraguay, entre ellas la mala calidad de la comida que recibían por parte de la Feparpa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos