La golfista española Celia Barquín muere apuñalada en Estados Unidos

Celia Barquín, el pasado 28 de julio, con el trofeo del Campeonato de Europa femenino amateur conquistado en Eslovaquia. /  EFE
Celia Barquín, el pasado 28 de julio, con el trofeo del Campeonato de Europa femenino amateur conquistado en Eslovaquia. / EFE

La policía de Iowa ha detenido a un hombre de 22 años con varios antecedentes por robo con intimidación e intoxicación pública

R. C.

Luto en el deporte español. La golfista cántabra Celia Barquín Arozamena, de 22 años, fue ayer hallada muerta en el campo de golf de Coldwater Links, en la localidad estadounidense de Ames, situada en el estado de Iowa. La policía anunció la detención de un hombre, Collin Daniel Richards, de 22 años, acusado de asesinato en primer grado y al que le han impuesto una fianza de cinco millones de dólares tras comparecer ante el Tribunal del Condado de Story, en Nevada. Según los agentes, la joven golfista fue acuchillada por su asesino mientras trataba de defenderse de un ataque. El cuerpo de Celia Barquín, que estaba jugando sola en el campo de golf, apareció en el agua y tenía puñaladas en la cabeza, el cuello y el torso.

De momento se sigue investigando si hubo un intento de violación, ya que el detenido tenía marcas de forcejeo en la cara, según confirmó la policía. El 112, el teléfono de Emergencias Madrid, recibió en la madrugada del martes una llamada de la Policía de Iowa informando de la aparición del cadáver de la jugadora española asesinada con el fin de intentar contactar con sus familiares.

La familia de Celia Barquín permanece en España en contacto con las autoridades españolas en Washington y con los investigadores del asesinato, y se mantiene a la espera de lo que determine la autopsia de cara a la repatriación del cuerpo. El hermano de la víctima, Andrés Barquín, explicó que están «siguiendo el procedimiento paso a paso». «Ahora mismo estamos destrozados toda la familia, intentando asimilar un poco lo sucedido, y pedimos un poco de intimidad para sobrellevar estos días que están siendo bastante duros», expresó. Andrés Barquín, que estuvo en el minuto de silencio que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Reocín, de donde es la familia, desveló que no saben nada acerca del detenido por fuentes oficiales o de la investigación. La prensa local informó que la vista del juicio a Collin Daniel Richards por el asesinato de Celía Barquín se ha fijado para el 28 de septiembre a las 13:00 horas.

Celia era la menor de la familia. Nació en Torrelavega, donde en ese momento residía su familia, que tiene varios negocios en la capital de la comarca del Besaya, pero hace unos años ella, sus padres, Miriam y Marcos, y su hermano, Andrés, se fueron a vivir a Puente San Miguel, donde la jugadora volvía cada vez que sus estudios o las competiciones de golf se lo permitían. Celia Barquín estudió en el IES Miguel Herrero de Torrelavega y cuando se mudó a Madrid, para jugar al golf becada en la Blume, acabó sus estudios de Secundaria en el IES Ortega y Gasset dela capital. Buena estudiante y mejor deportista, logró una beca de cinco años para estudiar en Estados Unidos, país en el que los deportistas tienen un trato preferencial a la hora de conseguir facilidades en sus estudios universitarios. Admiradora de Severiano Ballesteros y Sergio García, estuvo adscrita a la Federación Asturiana de Golf, debido a las malas relaciones con la cántabra. Entró en la Escuela Nacional en 2012 y estuvo dos años residiendo en la Blume, hasta que en 2014 dio el salto, como muchos otros golfistas, a Estados Unidos. Marta Figueras, entrenadora de la golfista española asesinada, destacó en 'Espejo Público' que «a ella le gustaba salir pronto a entrenar», que «era superdisciplinada», al tiempo que se mostró consternada porque «la noticia es tremenda».

Antecedentes del detenido

Collin Daniel Richards, detenido como máximo sospechoso de la muerte de la golfista española, cuenta con numerosos antecedentes policiales. El pasado mes de julio fue arrestado y acusado de intoxicación pública. Tras caerse en la calle, se comprobó posteriormente que tenía altos niveles de alcohol en el cuerpo. Además, en su ficha policial aparece que en enero de 2015 Richards fue acusado de intimidación con arma peligrosa en el condado de Gtuhrie, después de que intentara robar dos bebidas energéticas en una estación de servicio.

Justo ahora hace un año, en septiembre de 2017, el padre de Collin Daniel llamó a la oficina del sheriff del condado de Carroll después de que fuera a casa de sus padres a recoger al joven y encontrara todas las puertas arañadas y una ventana rota. Al parecer, Richards confesó tras ser localizado por la policía que había entrado por la fuerza en casa de sus abuelos para recuperar algunas cosas. Un delito por el que fue decretada una orden de arresto un mes después, además de imponerle una multa de 200 dólares como compensación por los daños causados en el domicilio.

Más