El Eo habla en femenino

Marta Gadea, sonriente, posa con el salmón que pescó ayer a primera hora en el Eo. / J. L. C.
Marta Gadea, sonriente, posa con el salmón que pescó ayer a primera hora en el Eo. / J. L. C.

La pescadora gallega Marta Gadea saca la primera captura en este río y se convierte en la cuarta mujer en pescar un campanu

J. L. CALLEJA VEGADEO.

El Eo ya tiene su campanu. Marta Geadea Arca, vecina de la localidad lucense de Barreiros y natural de Ferreira, fue la afortunada a la hora de estrenar el curso en el río que separa Asturias de Galicia y donde existe tanta tradición en la práctica de la caña. La pescadora gallega echó a tierra el ejemplar en torno a las diez de la mañana, Lo hizo a cucharilla y en el coto Louredal. El salmón ofreció un peso en la báscula del Eo de 6,960 kilos tenía una longitud de 89 centímetros.

La pescadora gallega, de 44 años, aseguraba sentirse emocionada ante el hecho de que ser la primera en conseguir una pieza en el Eo, un río donde la pasada campaña se demoró mucho el estreno de las capturas. Esta vez no hizo falta esperar tanto.

«No sabía que era el primero pero tuve la suerte de pescarlo y la alegría es doble», reconoció la pescadora lucense, que acudió a la cita con el río sin más expectativa que «disfrutar» de esta práctica en una zona que le gusta mucho.

La pesca es una pasión que comparte con su marido, Isidro Otero. Él le acompañaba en el momento de echar a tierra el ejemplar, que destacó por su tamaño. «Estoy orgullosa de haber pescado el campanu por el hecho de sacarlo y como no ser mujer, que no es muy habitual».

Y es que la pesca parece un coto cerrado para los hombres, dada la diferencia de proporcionalidad entre los hombres que acuden a las riberas de los ríos y las mujeres. No son muchas las aficionadas a esta práctica, tal y como ella señala.

De hecho, Marta Gadea se convierte así en la cuarta mujer en pescar un campanu en Asturias. La precursora fue Mariola Llera, la primera mujer en pescar el primer salmón de un río en Asturias. Fue en el año 2004, en el Cares.

Elena del Torno fue la segunda en conseguirlo en el año 2010, cuando lo echó a tierra en la vega del Esva. La otra que pescó el primer salmón del curso fue Yolanda Meana, en el 2011, también curiosamente en el Esva.

Es habitual que se comercialice con el primer ejemplar de cada río. A Marta Gadea no le amarga un dulce y ayer valoraba vender el primer salmón de la temporada del Eo si recibía alguna oferta interesante de algún comprador. Según explicó a este periódico, tuvo dos ofrecimientos pero ninguno le convenció para vender su ejemplar.

Más información