NATACIÓN

Hermanos y compañeros en la piscina

Miguel y Laura Pérez, ayer en la piscina del Santa Olaya. / CAROLINA SANTOS
Miguel y Laura Pérez, ayer en la piscina del Santa Olaya. / CAROLINA SANTOS

Miguel y Laura Pérez, que se unieron esta temporada al club, acuden juntos a diario a entrenarse al Centro de Tecnificación de Oviedo

CÉSAR SÁNCHEZ GIJÓN.

Miguel y Laura Pérez son dos de las incorporaciones con las que el Santa Olaya ha reforzado su equipo para una temporada que promete grandes resultados para la formación de El Natahoyo.

Hermanos y compañeros en el equipo fabril acuden cada día al Centro de Tecnificación Deportiva de Oviedo para prepararse bajo la supervisión de Jerónimo Sánchez, quien lleva ya nada menos que dieciséis años al frente de la natación en el centro ovetense. Llegan con las expectativas de estar en uno de los clubes más representativos de la natación nacional: «Necesitábamos un club más grande que nos aportase más cosas como deportistas». Ambos se ha exigido lo máximo desde el primer día que se incorporaron a la disciplina olayista ya que considera que es «una responsabilidad estar en un equipo tan fuerte. Intentaremos hacer la cosas mejor que el pasado año ya que tomamos la decisión de cambiar de club», asegura Laura Pérez.

Estar en el Centro de Tecnificación les permite compaginar mejor la actividad deportiva y académica ya que ambos acuden a un instituto de La Ería, que no está demasiado lejos de las instalaciones de El Cristo, donde se entrenan. Miguel realiza estudios de Tercero de la ESO y Laura está en Segundo de Bachillerato, aunque confiesa que aún no ha decidido qué carrera quiere realizar en la Universidad de Oviedo.

«Los deportistas del centro tenemos un buen ambiente. Vamos juntos a clase y, aunque seamos de varias disciplinas, tenemos el objetivo común de mejorar nuestros resultados y eso lo hace todo más llevadero», hace hincapié la nadadora olayista.

Miguel es uno de los novatos del Centro, en el que Laura ya lleva tres temporadas: «Miguel está muy ilusionado por habernos cambiado al Santa Olaya. Cada día va a entrenar con una gran sonrisa, dispuesto a superarse y seguro que lo va a conseguir».

La deportista ovetense añade que «llevábamos toda nuestra trayectoria deportiva juntos en el Asturovi y ahora que cambiamos de club es muy agradable seguir juntos una temporada más en una entidad como el Santa Olaya».

Debutaron con el gorro del club fabril en el Open de Otoño y guardan un buen recuerdo de la presentación del equipo. Llevan pocas semanas en la disciplina olayista, en la que «nos han acogido muy bien. Hay un gran compañerismo entre los deportistas e incluso con los entrenadores». En ese sentido, los hermanos Pérez confiesan que les gusta mucho que llegue el fin de semana ya que los viernes y sábados se preparan en Gijón con el resto del equipo. Para ambos es un aliciente encontrarse con sus compañeros y cambiar experiencias.

Laura tenía en el horizonte más próximo su participación en el Campeonato de España absoluto, pero una lesión en la rodilla es, casi seguro, que se lo impedirá. No obstante, su gran reto es ahora estar preparada para la Copa de España por clubes, en la que «lograremos el ascenso a Primera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos