«Me hace ilusión trabajar con la cantera»

«Me hace ilusión trabajar con la cantera»
Josemi Pérez, en La Carriona con uno de sus grupos de trabajo. / PATRICIA BREGÓN

El laureado técnico gijonés Josemi Pérez dirigirá a los equipos infantil y cadete de La Curtidora

SANTY MENORAVILÉS.

José Miguel Pérez (Gijón, 1955) es una leyenda viva del voleibol femenino español. Seleccionador español junior entre 1991 y 1993 y segundo entrenador de la selección española absoluta femenina en 1993, ha dirigido a clubes de élite durante más de treinta años. En ellos, logró cuatro títulos de Liga de División de Honor femenina y cuatro Copas de la Reina, dentro de un palmarés de ensueño.

Con todo ese bagaje a sus espaldas y tras una última etapa en La Calzada, dirigiendo al primer equipo del club y a alguno de las categorías inferiores, el destino ha querido que desembarque en la avilesina Agrupación Deportiva La Curtidora, donde dirigirá a los equipos infantil y cadete, cuyos entrenamientos ya han comenzado.

«El ya expresidente Iván dimitió en La Calzada, llegó gente nueva a la directiva y no llegué a un acuerdo con ellos. Nada extraño, algo que me ha pasado muchas veces a lo largo de mi carrera porque en el deporte está a la orden del día. Tenía alguna cosa para irme fuera e iba a hacerlo, pero La Curtidora, que llevaba un par de años detrás de mí, llamó a mi puerta y me convenció el proyecto que me presentó Javi -Díaz, presidente del conjunto avilesino-. Estuve más de treinta años fuera y tengo ganas de quedarme en Asturias», admite.

Josemi dio el 'sí' al equipo avilesino con «toda la ilusión» de ayudar en las categorías inferiores. Dirigirá a los equipos infantil y cadete y no ha querido esperar para comenzar con los entrenamientos en el colegio de La Carriona. «Necesitaba conocer un poco a las jugadoras que hay y el nivel que tienen para hacerme una idea y, por descontado, cuanto antes empecemos a trabajar mejor para todos», reconoce. En ese sentido, las niñas estaban citadas para el 1 de septiembre, pero Josemi las ha convencido para acortar las vacaciones. «No son buenas fechas porque algunas están fuera, pero están viniendo muchas y además con muchas ganas de entrenar y aprender».

Al gijonés no se le caen, ni mucho menos, los anillos por pasar de dirigir a los mejores equipos de España a entrenar a los equipos base de La Curtidora. «Yo he estado muchos años en la élite y la experiencia me ha servido para saber lo que necesitamos arriba. Quiero probar a ver si soy capaz de trabajar esas cosas desde abajo y a ver si consigo que cuando lleguen a senior sean mejores jugadoras», explica. Josemi asegura que «las crías están con ganas, el club me ha dado esta oportunidad y estoy muy contento».

El gijonés sabe que aunque La Curtidora es «un club que lleva muchos años trabajando y es histórico», las categorías inferiores «habían bajado un poco en los últimos años, sobre todo a nivel de cantidad, así que a ver si entre todos podemos cambiar la dinámica. La intención es que la cantera siga funcionando en cantidad y en calidad». Josemi valora que «el club tenga la ilusión por trabajar con la cantera. Es un reto y la verdad es que yo confío en que todo salga bien».

Mejora individual

Cuando se le preguntan por los objetivos para la presente temporada, el laureado entrenador no duda: «Siempre es el mismo: que cada jugadora mejore. Cuando he estado en equipos de élite también he apostado por esa filosofía: que cada jugadora mejorase individualmente, y a partir de ahí mejoraría el colectivo. Hace falta un trabajo técnico, táctico y físico que se debe hacer con paciencia para llegar a la meta».

Aunque está abierto a ayudar al club en lo que sea necesario, Josemi tiene claro que «Dani -Berrio- tiene capacidad de sobra para llevar el primer equipo con paciencia y tranquilidad y yo voy a centrarme más que nada en la cantera, que como digo es un reto muy bonito e interesante».

Como buen conocedor del deporte asturiano, Josemi Pérez está al día del trabajo de la Fundación Deporte Avilés, algo que considera «fundamental. Ciudades como Alcobendas o Valencia que tienen fundaciones funcionan muy bien y pienso que es bueno para todos. Los clubes se sienten arropados, hay una sensación de unidad y la cantera siempre se ve beneficiada de ello. No conozco Fundavi en profundidad, pero es una gran idea».