«Lydia Valentín es un espejo donde mirarse»

Laura Osorio, sobre una pesa en el box corverano Brown Bears CrossFit. / MARIETA
Laura Osorio, sobre una pesa en el box corverano Brown Bears CrossFit. / MARIETA

La avilesina Laura Osorio prepara nuevos retos después de proclamarse subcampeona de España en categoría sub17 en apenas dos años

SANTY MENOR LOS CAMPOS.

Del baile contemporáneo y el ballet a levantar pesas de 68 kilos. Así ha sido el trepidante viaje de Laura Osorio (Avilés, 2002), una de las deportistas avilesinas de moda después de proclamarse subcampeona de España en categoría sub17, a pesar de no haber cumplido todavía los 16 años.

Laura dejó atrás las puntas de ballet para vendarse las muñecas animada por su padre, uno de los primeros deportistas que desembarcó en Brown Bears CrossFit cuando Damián Benigno abrió sus puertas en Los Campos. En casa conocían sus condiciones físicas y Beni quedó impresionado al ver sus primeros entrenamientos. «Me dijeron que valía para el crossfit y la halterofilia y parece que no se equivocaron», sonríe con una timidez que se va borrando con el transcurso de la conversación.

La avilesina comenzó realizando los ejercicios básicos de iniciación en crossfit, pero sus cualidades levantando peso hicieron que pronto se pusiera a las órdenes de Germán Gómez para prepararse de manera específica. «Son modalidades compatibles y la verdad es que compito en las dos, pero estoy teniendo más éxito en la halterofilia». Con catorce años ya hacía buenas marcas, pero comenzó a competir con quince, logrando a nivel nacional tres medallas de plata sub17, tres de bronce entre sub15 y sub21. Además, logró la mínima para el Campeonato de España absoluto.

¿El secreto? Trabajo, organización y constancia. «Ahora en verano entreno halterofilia dos días a la semana durante hora y media, pero durante el curso, todos los días, combinándolo con crossfit». Todo ello después de las clases, lo cual no repercute en los resultados académicos. «Hasta ahora lo estoy llevando muy bien. Suelo sacar siempre buenas notas y este curso que entra ya empieza bachiller». Cuando se le pregunta por la Universidad no lo duda: «Quiero estudiar Magisterio bilingüe».

Trabajo y ambición

Dicen que todo deporte que quiera crecer necesita referentes. Pasó con Induráin y el ciclismo, con Carlos Sáinz y los rallyes, Fernando Alonso y la Fórmula 1, Rafa Nadal y el tenis... y en halterofilia, una especialidad que en Avilés sonaba a chino hace apenas unos años, la línea a seguir la marca Lydia Valentín, cuyos éxitos le han llevado al cuadro de honor del deporte español. «Cuando empecé a entrenar halterofilia no la conocía, pero coincidí con ella en una competición de crossfit y me sorprendió su cercanía. Es muy maja y como deportista quedan ya pocos adjetivos. Está claro que es un espejo donde mirarse».

Responsable y trabajadora a más no poder, Laura Osorio no dejará de entrenar en todo el verano. «En septiembre está el Campeonato de Asturias y quiero llegar bien». Más adelante llegarán los nacionales y su objetivo es la medalla de oro, aunque «las catalanas me lo ponen muy difícil», sonríe. «Hasta ahora siempre he perdido contra ellas en la lucha por el oro». También espera poder acudir a «algún trofeo internacional como el de A Coruña, y lógicamente en el futuro mi ilusión sería ir a un Europeo, pero hay que ir paso a paso».

En Asturias sus marcas hablan por sí solas, pero la avilesina recalca que «cada vez son más chicas las que compiten y el nivel está subiendo. Nadie regala nada y hay que seguir entrenando duro para estar entre las mejores». Laura, que pesa 55 kilos y compite en -58, tiene un récord de levantamiento de 54 en arrancada y de 68 en dos tiempos, números que espera mejorar con el paso de los años. «Una vez cumplidos los dieciséis podré acceder a más campeonatos y tanto Germán como Beni me animan para que apriete un poco más y siga mejorando. Me motivan mucho», admite.

Al contrario de lo que pueda parecer, la joven avilesina no necesita de una gran prevención de lesiones para estar siempre al ciento por ciento. «Suena raro, pero yo cuando hacía ballet solía tener problemas de espaldas y desde que hago halterofilia han desaparecido. Ahora tengo que cuidar algunos músculos y evitar sobrecargas, pero nunca he tenido problemas». Finalizada la charla, Laura se dirige a la posición de su entrenador para prepararse para el próximo ensayo.

 

Fotos

Vídeos