Ajedrez

Anna Múzichuk derrota a quince ajedrecistas en hora y media

Los jóvenes quisieron fotografiarse con la campeona. / JORGE PETEIRO
Los jóvenes quisieron fotografiarse con la campeona. / JORGE PETEIRO

La tricampeona mundial impartió ayer dos sesiones de partidas simultáneas e intervino en el Congreso Mundial de Bioética

ENRIQUE IGLESIAS GIJÓN.

La tricampeona mundial de ajedrez Anna Múzichuk realizó ayer dos exhibiciones de partidas simultáneas en el Palacio de Congresos del Recinto Ferial Luis Adaro.

La sesión matinal comenzó con la intervención de Marcelo Palacios, fundador y presidente de la Sociedad Internacional de Bioética y organizador del décimo Congreso Mundial que esta entidad celebra en Gijón estos días. El prestigioso doctor presentó a la protagonista y, a continuación, la célebre gran maestra ucraniana se enfrentó a quince ajedrecistas, entre los que destacó el maestro de la Federación Internacional y tetracampeón de Asturias David Roiz, al que acompañaron Samuel Castelao, Fermín Jordi, Sergio Arias, Luis Miguel Ponce, Israel Tejera, Javier Ugidos, Aitor Siscar, Eliseo Rico, Santiago Miñarro, Celia González, Álvaro Biempica, Valentín Aguilar, Mónica Méndez y el profesor universitario Ceferino Maestu, uno de los ponentes del congreso.

La sesión duró nada más que una hora y media, lo que demuestra claramente el porqué Anna Múzichuk es tricampeona mundial de ajedrez en los ritmos rápido y relámpago. Sólo el ajedrecista mierense Samuel Castelao y el gijonés Luis Miguel Fernández Ponce consiguieron puntuar. El primero logró una victoria y el segundo realizó unas tablas. El resto de los contrincantes se vieron obligados a inclinar su rey.

En la exhibición vespertina se enfrentó a veinte ajedrecistas, que fueron Blanca de la Peña, Paula Bermúdez, José Francisco Vega, Luis Emilio Lorenzo, María Joglar, Carlos García-Truébano, Juan Ramón González, Óscar Poblet, Samuel José García, Ízan Rodríguez, Jorge Rubio, Iván Patón, Paula Martínez, Guillermo Pulido, Manuel Martínez, Pelayo Fernández, Daniel Vega, Aitor Valeiro, Pelayo Ochovo y Andrés Presa. Sólo éste logró un empate. El resto tuvieron la oportunidad de apreciar la calidad del ajedrez de esta joven pero sabia ucraniana.

Tras este notable esfuerzo mental, la tricampeona mundial aún tuvo fuerzas para dirigirse a los presentes y destacar la importancia de esta disciplina en la educación, de su sobresaliente aportación a la mejora del desarrollo cognitivo de los niños y del indudable papel que tiene en la mejora de los valores de conducta, sociales y éticos de los jóvenes. Por estas razones, entre otras, Múzichuk abogó por la inclusión del ajedrez como una asignatura más en las escuelas.

Objetivo: la corona mundial

Mañana abandonará Gijón para afrontar una complicada agenda en pruebas de primer nivel mundial, como nos cuenta el maestro internacional valenciano Enrique Llobell, que ejerce como representante de la tricampeona. Primero viajará a Georgia, donde jugará la Olimpiada de Ajedrez y defenderá el primer tablero de su país, Ucrania. Deberá enfrentarse a las mejores ajedrecistas de las potentes selecciones de Rusia y China. Más tarde irá a Grecia para disputar, también como primer tablero de su equipo, el Campeonato de Europa de clubes. Por último, se enfrentará a su gran reto: el Campeonato del Mundo femenino, que comenzará el primero de noviembre en Rusia. Debido a que el año pasado renunció a la defensa de sus dos coronas mundiales porque se negó a jugar en Arabia Saudí, país donde las mujeres deben vestir abaya, llevar velo y pedir permiso para salir a la calle, esta valiente mujer tiene especial interés en esta prueba y se ha preparado intensamente. Sólo cabe desearle lo mejor a esta luchadora del tablero y de la ética.

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos