PESCA

El Narcea y el Sella dan salmones con cuentagotas

J. L. C.

Los ríos asturianos solamente ofrecieron dos capturas en la jornada de ayer, pese a que todos se encontraban en perfectas condiciones para la pesca, con un buen nivel de caudal y una perfecta visibilidad para escrudriñar la mayor parte de los lances.

El salmón del Narcea fue controlado en el centro de precintaje de La Rodriga. Fue echado a tierra, a cebo natural, en la zona libre, por un pescador. Dio un peso de 5,3 kilogramos, con una longitud de 76 centímetros. La asistencia de pescadores en los principales cotos y en la zona libre fue notable.

El Sella es el río que mejor ritmo de ejemplares lleva desde que se levantó la veda hace casi mes. Aunque ayer se dieron cita los correspondientes titulares en sus principales reservas, situadas entre Arriondas y Cangas de Onís, solo se consiguió echar a tierra un ejemplar de un ribereño que lo pescó a cebo natural en el productivo pozo de El Aliso. El salmón, precintado en Portazgo, pesó 4,560 kilogramos, con una longitud de 75 centímetros yh 39 de perímetro.

En el Cares, que tuvo una buena regularidad las dos últimas semanas, tampoco hubo pesca. El nivel de aguas se incrementó y todos sus cotos se ocuparon hasta Caldabones.

Se vieron reos en oriente

Tanto en el Cares como en el Sella se vieron numerosos reos remontando aguas, por lo que a partir del domingo de la próxima semana, que también se permitirá pesca este pez y la trucha en zona salmonera, serán muchos los pescadores que probarán suerte.

En cuanto al salmón, el Eo y Esva pasaron otra jornada en blanco.