Una normativa continuista

La normativa de pesca apenas presenta cambios con respecto a la de 2018 en el caso del salmón. Al no abrirse la campaña en marzo para la pesca con muerte, continúa en la línea proteccionista de los últimos años, con un cupo total anual de cuatro ejemplares (uno por día). El río estará vedado lunes y jueves, con régimen de cotos parciales martes y miércoles. La restricción de cebos, como viene siendo habitual, será a partir del 1 de junio, pero se podrá pescar con mosca y ninfa. El único cambio sustancial será para la trucha y el reo, que solo se podrán echar a tierra con un anzuelo sencillo y no triple como en los últimos años.