Nueve jabalíes para la cuadrilla de Garci

Certeros. En el prolífico lote de Selorio, la palomilla colunguesa que capitanea Jorge Álvarez Álvarez consiguió abatir cuatro jabalíes con un peso de 50 kilos, cada uno. /  E. C.
Certeros. En el prolífico lote de Selorio, la palomilla colunguesa que capitanea Jorge Álvarez Álvarez consiguió abatir cuatro jabalíes con un peso de 50 kilos, cada uno. / E. C.

En un exitoso fin de semana, la palomilla llanisca abatió seis verracos en La Mar y tres más en Sierra Plana

GUILLERMO FERNÁNDEZLLANES.

En un fin de semana muy propicio para la caza, en la comarca oriental de Asturias se abatieron 72 jabalíes y once venados. La cuadrilla llanisca de Manolín García, 'Garci', tumbó nueve verracos en dos monterías y el joven piloñés Daniel Cabielles lleva apiolados cinco navajeros en el comienzo de su primera temporada como montero.

Los cazadores llaniscos tumbaron 18 jabalíes, la mitad de ellos pasaportados por la cuadrilla de Manolín García, que cobró seis en La Mar y tres en Sierra Plana. Y todos de buen porte. En La Mar, Carlos Manuel Duarte Roco, 'Chivi', fulminaba un verraco de 80 kilos, mientras que Carlos Lomana, Víctor Ángel Gutiérrez, Ramón Granda Pontigo, Sara Buenaga y el riosellano Ramón Quesada de la Vega, 'Carpio', fusilaban otros cinco de 60 kilos, cada uno. En Sierra Plana, Johnatan Suárez, Ismael Corao y Ramón Canal apiolaban tres gorrinos de 70, 60 y 50.

En La Verde, Julio Tamés, Jesús Lobeto Trespalacios y Domingo Cue 'Mani' pasaportaron tres cerdos salvajes de 80, 70 y 40 kilos. En el Río de Nueva, Francisco Gutiérrez 'Panchín', Enrique Pérez y Raúl Cuanda cobraban tres macarenos de 70, 60 y 55. En San Cecilio, José Rodríguez Gutiérrez atinaba sobre un guarro de 50. En el Cuetu Meré, Roberto Cuanda prendía un marrano de 50. En Mañanga, con disparos efectuados desde ocho puestos, José María Sordo Tomás 'Chema' volteaba un bermejo de 40. La cuadrilla de Manuel Julio García viajó hasta Sobrescobio, donde Antonino Zabala y Florentino Díaz abatían dos suidos de 40 kilos, cada uno.

En el coto de Piloña se abatieron catorce jabalíes y seis venados. En Cayón, Raúl González fusilaba dos verracos de 60 kilos, cada uno, en tanto que Mario Raigoso Espina fulminaba otro de 60. En Cereceda, José Manuel Gutiérrez y Daniel Revuelta pasaportaban dos navajeros de 90 y 85. En Los Montes, Alejandro García y Luis Eduardo Cardín fusilaban dos macarenos de 80 y 60. En El Estelleru, José Antonio Toraño y Arturo Jairo Fernández tumbaban dos gorrinos de 75, cada uno.

Y en Beroñes, José Moro y Carlos Moreno Luque volteaban dos suidos de 50 y 25. En La Castañar, Juan Vicente García prendía un cerdo salvaje de 80. En La Cueva, Ricardo Argüelles acertaba sobre un verraco de 70. En Anayo, José Alberto Moreno Fonseca atinaba sobre un bermejo de 25.

En los lotes de Rollamiu y El Estelleru, el llanisco Fernando Blanco Concha y Florentino Vázquez apiolaban dos venados de trofeo con baremos de 170 y 159 puntos, respectivamente. Se cobraron otros cuatro venados selectivos en los cuarteles de La Castañar, El Castellanu, Sellón y El Castellanu, con disparos de Francisco García Señeriz, Tomás Álvarez Aja, Javier Sánchez y Alejandro Colado Calzado, respectivamente.

En tierras de Parres y Cangas de Onís, 16 jabalíes y dos venados entregaban el salvoconducto. Interesante montería en Teleña, donde Juan Fernando García abatía dos suidos de 50 y 30 kilos, mientras que Pedro Sánchez Amieva y Ángel Rodríguez tumbaban otros dos de 70 y 50. En La Toya, Ángel Castro Monteserín, Sergio Díaz Fernández y César Suárez Mata pasaportaban tres navajeros de 80, 50 y 45. En Triongo, Víctor Fernández Labra, Olegario Fernández de la Parte y Servando Escandón fusilaban tres verracos de 70, 60 y 50.

En Següencu, Ricardo Díaz, Daniel Cabielles y Pablo Hevia Castaño fulminaban tres gorrinos de 50 kilos, cada uno. En el Aspru, Enrique Medina Maestre volteaba un macareno de 90, en tanto que José Luis Ordieres Diego acertaba sobre dos hembras de venado. En Zardón, el riosellano Iván Peón Pendás cobraba un guarro de 70. En Cetín, Manuel Blanco Carbajal volteaba un marrano de 70. A destacar las prestaciones del joven Daniel Cabielles, que debutaba este año como discípulo de San Huberto y lleva cinco suidos abatidos.

Cinco jabalíes y un venado se cobraron en Colunga. En el lote de Selorio, David Álvarez, Enrique Villar Gancedo, José Luis Vega Victorero y José Manuel Alonso Fresno apiolaban cuatro verracos, de 50 kilos cada uno. En Lue, José Ramón Muñiz abatía un venado macho selectivo y Matías Amaro Fonseca acertaba sobre un bermejo de 25 kilos.

Cuatro jabalíes perdían el pellejo en Ribadedeva. En Ulpiones, Juan Carlos Camacho y Roberto Camacho pasaportaban dos gorrinos de 90 y 35 kilos. En La Franca, Borja San Román y José Ibarlucea fusilaban dos macarenos de 70 y 35. Otros cuatro jabalíes se cobraron en Onís. En Sirviella, entre Sebastián Lastra y Venancio Díaz tumbaban un verraco de 70, en tanto que César Rodríguez apiolaba otro de 50. En Maliciegu, Luis Alberto Menéndez Cuervo y José Antonio Toraño Riega prendían dos suidos de 60 y 50. En el lote número 1 del coto de Amieva, una palomilla formada por cazadores de Nava y Villaviciosa apiolaba cuatro verracos.

Tres jabalíes se abatieron en Cabrales. En Berodia, Ángel Sánchez y Leoncio Soberón tumbaban dos cerdos salvajes de 60 y 50 kilos. Del cuartel de La Ría, regresaba la palomilla de Felipe López con un suido. En el lote de Libardón, de la Reserva del Sueve, la cuadrilla parraguesa de Ramsés Martínez fusilaba dos macarenos y, en Cofiño, un cazador de Luanco tumbaba un venado selectivo. En el Argayu, territorio de Peñamellera Baja, Marcos Esparza Zuloaga pasaportaba un navajero de 70 kilos. En el cuartel de Rubó, de Peñamellera Alta, Roberto Bada Noriega prendía un bermejo de 40. Y en la zona de Degoes, de la Reserva de Piloña, se abatía un venado hembra.