RUGBY

El Oxigar Belenos cae eliminado en Ferrol y dice adiós a la temporada

Tato placa a Kenneth, autor de los dos ensayos del Ferrol, uno en cada parte. /  JORGE MEIS/DIARIO DE FERROL
Tato placa a Kenneth, autor de los dos ensayos del Ferrol, uno en cada parte. / JORGE MEIS/DIARIO DE FERROL

El conjunto avilesino recibe un excesivo castigo en un partido igualado marcado por el viento y los contactos

SANTY MENOR AVILÉS.

El Oxigar Belenos finalizó ayer su temporada al caer derrotado ante el Ferrol (31-3) en el partido de vuelta de los cuartos de final de la fase de ascenso a División de Honor B. Mientras que la pasada campaña el conjunto blanquiazul fue capaz de llegar a la final, derrotando, entre otros, al conjunto ferrolano, este año no ha podido ser y los de Mario Copetti se han despedido de la lucha por el cambio de categoría a las primeras de cambio.

Todo salió al revés para los intereses avilesinos en un partido igualado, marcado por el fuerte viento que soplaba en el campo de rugby de A Malata y por una gran cantidad de contactos, casi siempre favorables a los locales, que cuentan con jugadores más pesados. La amarilla a Tomi a los seis minutos iba a marcar el inicio de un guión que se repetiría durante los ochenta minutos de juego: las indisciplinas fueron uno de los factores clave en la derrota del Oxigar Belenos.

Poco después de la tarjeta, y sin que Juan pudiera transformar un golpe de castigo muy lejano, el local Enzo sí lo consiguió y puso por delante al Ferrol, igualando la eliminatoria momentáneamente. Después de un largo período en el que las defensas se imponían a los ataques, Juan logró el empate, acertando esta vez entre palos.

Sin embargo, todo cambió en el último minuto de la primera parte. El Oxigar, que había dominado territorialmente la contienda, sufrió un ensayo primero, y un tiro a palos y otro ensayo no convertido en el añadido que dejaron el marcador al descanso en un 15-3, un guarismo remontable pero negativo para los intereses blanquiazules.

Los avilesinos no habían aprovechado el viento a favor en la primera parte y en la segunda, aunque estuvieron voluntariosos, acusaron la gran cantidad de golpes de castigo cometidos, a través de los cuales Enzo iba abriendo brecha en el marcador. El Oxigar comenzó a sufrir lesiones importantes como las de Nacho, Juan y Alan y, con el partido prácticamente decidido, el conjunto ferrolano consiguió un ensayo a última hora que redondeó un marcador excesivo para lo visto sobre el terreno de juego.