«Si no pasa nada raro, espero seguir la próxima campaña en La Curtidora»

Celia Flórez (7), a la derecha, ejecuta un remate en un partido de La Curtidora. /  MARIETA
Celia Flórez (7), a la derecha, ejecuta un remate en un partido de La Curtidora. / MARIETA

La canterana Celia Flórez apura los últimos entrenamientos pensando en la temporada de playa«Aunque el objetivo era mantener la categoría, desde el vestuario afrontamos cada partido con la idea de disfrutar»

SANTY MENOR AVILÉS.

Aunque suene extraño, Celia Flórez (Avilés, 1996) es, a sus 23 años, una de las veteranas de La Curtidora Universidad de Oviedo. En el club desde los diez, ha vivido de todo en el polideportivo de Los Canapés, superando varias lesiones graves sin perder la sonrisa ni la pasión por el voleibol. Varias semanas después de concluir la temporada, analiza los superados meses de competición con un ojo puesto en el próximo curso.

Con el objetivo cumplido de la permanencia una temporada más en Primera Nacional, Celia reconoce que «desde el vestuario afrontamos cada partido con el objetivo de disfrutar de este deporte». En lo personal, «llevo toda la vida jugando, para mí el voleibol es lo máximo e intento pasarlo bien en la cancha. Después, lógicamente, todas queremos acabar la temporada lo más arriba posible».

Una temporada que, teniendo en cuenta las características de la competición, es demasiado corta y lleva semanas despachada. «Se juntan varios factores y desde el principio sabemos que vamos a acabar sobre el mes de marzo. A todas nos gustaría jugar más partidos, pero es lo que toca y estamos intentando entrenar un par de días a la semana. Después, cada una en su tiempo libre decide si hacer algo más y en mi caso voy al gimnasio». No en vano, está preparando oposiciones a Policía Nacional.

Aunque, como ocurre con el resto de sus compañeras, los estudios y el trabajo marcan el día a día, a Celia le gustaría continuar en La Curtidora Universidad la próxima temporada. «Si todo va normal, lo lógico es que siga. Tenemos muy buen ambiente el equipo, como digo, me gusta mucho el voleibol, y me gustaría seguir ayudando dentro de la cancha». Todo ello pese a la larga lista de lesiones sufridas este curso. «Tuve una lesión en el hombro, una bursitis y una tendinitis, pero por suerte pude llegar a tiempo para acabar el año junto a mis compañeras».

Pasado en Superliga 2

Celia Flórez sabe lo que es jugar en Superliga Femenina 2. Debutó siendo muy joven y tuvo que actuar hasta de líbero por la baja en su día de Paula Ugarriza. Sin embargo, su pasión por el voleibol va más allá de categorías y no echa especialmente de menos la alta competición. «Volver a jugar en Superliga 2 es complicado, es algo que no depende de nosotras. Influyen muchos factores, sobre todo económicos. Por nivel de juego podría ser, pero hay gente que trabaja y no sé si se podría comprometer a jugar ahí arriba, y después es una categoría muy costosa», reflexiona.

Con un ojo puesto en la temporada de voley-playa, especialidad que no se le da nada mal a Celia, la jugadora valora positivamente la implicación de Fundavi con su equipo esta temporada. «Hubo años malos ahí atrás donde llegamos a viajar en furgonetas, y la verdad es que el nuevo autobús es una pasada». Después de muchos años defendiendo los colores del deporte avilesino, la canterana tiene claro que «la aportación de Fundavi es fundamental. Estamos muy agradecidas».