'eSport'

De la realidad virtual al asfalto

De la realidad virtual al asfalto
Ruiloba, durante su entreno diario con la consola, en su domicilio de Pravia. / Jorge Peteiro

Diego Ruiloba compaginará esta temporada la Copa Volant FAPA con los 'eSport' en el equipo de Fernando Alonso

Hugo Velasco
HUGO VELASCOGijón

Hace unos años se comenzó a acuñar en la F-1 el termino 'generación PlayStation' para referirse a esa nueva hornada de pilotos que llegaban a la categoría reina del automovilismo con un mando de videoconsola entre sus manos. Algo parecido a lo que le ha ocurrido a Diego Ruiloba (Pravia, 2000), quien desde bien pequeño supo que su futuro estaría enfocado al mundo del motor, aunque nunca pudo imaginarse cómo.

Desde que su padre le regaló un kart en su cuarto cumpleaños –«todavía me acuerdo como si fuera hoy de aquel día», confiesa Ruiloba–, el piloto praviano no ha dejado competir por toda España. Primero, en el certamen regional de kárting. Posteriormente, en el Open RACC en Cataluña. Hasta que a los doce años hizo un debut prometedor en el autocross al ganar su primera carrera en el circuito gallego de Arteixo.

El piloto ha competido en las últimas temporada en el nacional de esta última disciplina, aunque su tiempo lo ha compaginado con su otro gran talento, los 'eSport', o deportes electrónicos, en los que el praviano, de 18 años, se ha convertido en uno de los mejores pilotos de todo el país.

Como todo joven, sus inicios con la videoconsola fueron en casa. Mientras jugaba con sus amigos fue consciente de que se le daban bien las carreras virtuales. Pero no fue hasta el lanzamiento del juego 'Gran Turismo Sports' cuando su vida cambió. Fue entonces cuando recibió la llamada del campeón de España de 'eSports'. «Se puso en contacto conmigo para conocerme y decirme que tenía un nivel muy alto. Yo hasta ese momento no sabía ni que había campeonatos, ni que el mundo de los 'eSports' era tan amplio», reconoce.

Con el asesoramiento del campeón nacional,Ruiloba acudió a competiciones de deportes virtuales en Barcelona, Sevilla, donde participó en la supercompetición de escuderías más importante de Europa, y Madrid.

Y no se quedó ahí. El año pasado, durante la celebración de la Feria Internacional de Muestras, Ruiloba se hizo con el triunfo en el Liberbank Challenge, una competición en la que tomaron parte mil aspirantes y cuyo premio final fue formar parte durante la temporada 2019 del FA Racing Logitech G, la escudería que tiene el bicampeón Fernando Alonso en el mundo del deporte electrónico.

Aunque mantendrá una reunión con el bicampeón de F-1 a finales de este mes, el praviano ya ha mantenido sus primeros 'piques' virtuales con él. «He tenido ya la oportunidad de jugar contra Fernando y a buen seguro que lo volveremos a hacer. Es un piloto rapidísimo. Tanto en la vida real como en los 'eSports'», confiesa el nuevo pupilo de Alonso, quien aún no conoce cuál será su calendario de pruebas con la escudería FA Racing.

Lo que en cambio sí tiene definido es su proyecto sobre el asfalto real ya que este año debutará en los rallys dentro de la Copa VolantFAPA. «Lo que me gusta son los rallys. Llevo esperando toda la vida y ahora rengo la suerte de poder disfrutar de ello», afirma ante un mundo real en el que le gustaría alcanzar metas mayores: «Mi sueño sería llegar al Mundial (WRC), pero no quiero ser avaricioso y me conformo con correr en el nacional».

Su preparación con la videoconsola le llevará en ocasiones a entrenar hasta cuatro horas diarias, por lo que espera no tener que tomar en el futuro la difícil decisión de escoger, aunque Alonso ya sabe de su doble programa. «De momento le voy a dar prioridad a los rallys porque es lo que más me gusta, pero no descarto que dentro de unos años deba darle prioridad a los 'eSports' porque es donde hay más futuro».