NATACIÓN

El Santa Olaya cumple objetivos en el nacional absoluto y júnior

Helena Robla, Patricia García, Alexia Arredondo y Aroa Silva. / S. O.
Helena Robla, Patricia García, Alexia Arredondo y Aroa Silva. / S. O.

José Rivera considera «muy positiva» la actuación del equipo y es optimista ante el futuro de la formación de El Natahoyo

CÉSAR SÁNCHEZ GIJÓN.

Los nadadores del Santa Olaya aprovecharán estos días de Semana Santa para entrenarse de una forma más distendida tras su participación en el Campeonato de España Open Absoluto y Júnior, que se celebró en Sabadell. Tres medallas individuales, otra en relevos y la tercera posición en la clasificación final por equipos no son un mal botín para un nacional de una gran exigencia.

Marcos Rodríguez abrió el medallero para el conjunto fabril al acabar segundo en la final de 400 libre y alcanzar más tarde la tercera plaza en la final de 800 libre.

Sergio Campos, que en las citas previas al nacional también había dado muestras de su gran forma, también regresó a su domicilio con el bronce que logró en 50 espalda.

Las más jóvenes no pasaron tampoco desapercibidas en la pileta de Sabadell, donde subieron al podio para recoger el bronce en 4x200 libre femenino en categoría júnior. Estas mismas deportistas formaron parte de la escuadra del Santa Olaya que desde la primera jornada apuntaba a terminar el campeonato entre las mejores. Lo consiguieron y sumaron nuevo bronce para el conjunto gijonés.

José Rivera, director técnico del Santa Olaya, considera que la actuación de los deportistas fabriles en el nacional «ha sido muy positiva». «Han competido todos muy bien y han mejorado sus registro personales», añade el técnico.

El campeonato fue de la máxima exigencia y para los nadadores del Santa Olaya coincide en la parte central de la temporada, por lo que la mejora de sus marcas tiene aún mayor valor y reafirma a los técnicos del equipo de El Natahoyo en que están trabajando en la buena dirección.

Todo ello hace que los responsables del equipo se muestren muy optimistas con vistas al final de la temporada, en la que «debemos seguir trabajando para mejorar», admite José Rivera. Pero, sin ninguna duda, el bronce final por equipo de la júnior es uno de los metales que más significado tiene para la natación olayista puesto que esta joven formación, junto con deportistas de la valía de Paloma Marrero, serán la que en próximas temporadas tratarán de llevar al Santa Olaya, de nuevo, a División de Honor. Además, una prometedora generación de infantiles reforzará el equipo la próxima campaña.