El Sella y el Río Negro argentino hermanan sus aguas en la víspera del Descenso

D. BUSTO GIJÓN.

Por el Sella fluyen ya las aguas del Río Negro argentino, tras la ceremonia de hermanamiento celebrada ayer en la ribera del río asturiano, a su paso por Arriondas, bajo el puente. El veterano piragüista argentino Omar Linares, que participará hoy en el Descenso -como hace habitualmente en cada edición- fue el encargado de verter las aguas del Río Negro para sellar este hermanamiento con el río asturiano.

Linares encabezó la delegación argentina que se desplazó hasta Asturias para celebrar este acto. El piragüista también actuó en representación de Pedro Pesatti, vicegobernador de la provincia Río Negro, quien no pudo asistir.

De esta forma se cierra todo un protocolo que comenzó el pasado enero, cuando se vertieron las aguas del Sella en el río de la Patagonia, durante la disputa de la Regata Internacional del río Negro, una importante prueba que recorre casi trescientos kilómetros a lo largo de varias jornadas.

Ayer, tras la ceremonia de bienvenida organizada en el ayuntamiento de Arriondas, se procedió a hermanar la aguas que, en el caso de las argentinas, se portaban en una vasija realizada por la artesana Stella Maris Frifrini.

Al acto asistieron como representantes institucionales el alcalde de Parres, Emilio Longo; la alcaldesa de Ribadesella, Rosario Fernández; el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González, y el presidente del Codis, Juan Manuel Feliz.

También estuvo presente el cantante australiano Oskar Proy, conocido por haber entonado el 'Asturias patria querida' en el programa 'La Voz', de su país, y quien ha sido invitado a conocer la región en la que nació su abuela en estas fechas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos