Skufca bate el récord de victorias de Anzizu

El podio de pala corta, con Skufca, en lo más alto a la derecha, con Anzizu delante. /  CAROLINA SANTOS
El podio de pala corta, con Skufca, en lo más alto a la derecha, con Anzizu delante. / CAROLINA SANTOS

El pelotari argentino consigue el triunfo junto a Sanz en pala corta tras superar en duelo igualado a Laskoiti y Echavarren Ayarra e Insausti remontan un marcador adverso en la final de pala de cuero y acaban triunfantes la semana de Pelota del Grupo

J. A. G.GIJÓN.

Sanz y Skufca hicieron buenos los pronósticos y se alzaron con el triunfo en la modalidad de paleta corta en la Semana de Pelota del Grupo Covadonga. El argentino, de origen esloveno, supera el listón de las nueves victorias y desempata en el balance histórico con la leyenda de Alberto Anzizu.

Su décimo triunfo en Gijón no fue sencillo. A pesar de la solvencia que mostró con su compañero Mikel Sanz los rivales de ayer no lo pusieron sencillo. Laskoiti y Echevarren vendieron cara la derrota, llegando al final de cada parcial muy igualados, sin que se registraran grandes ventajas. Sin embargo, Skufka demostró que es un fuera de serie y frenó los intentos de sus adversarios con una enorme exhibición, muy aplaudida por el público que llenó el frontón grupista. El partido se resolvió por 15-13 y 15-12, dos parciales que se extendieron 28 y 26 minutos, respectivamente.

En la final de pala de cuero triunfo para Ayarra e Insausti después de levantar un marcador adverso (15-14, 9-15 y 6-10) ante Berrogui y Ramos, que estuvieron a punto de dar la sorpresa. Ayarra fue clave en el devenir del encuentro. No en vano, fue nombrado mejor jugador del torneo en esta especialidad. El partido resultó emocionante desde el primer intercambio. Fue un partido muy peloteado y los favoritos demostraron su condición en los momentos decisivos. La jornada se abrió con los duelos por el tercer y cuarto puesto. Plano y Arroitia doblegaron a Barón y Laviano consiguieron el tercer lugar del podio en pala corta. Mientras, en pala cuero, el consuelo fue para la pareja hispano gala formada por Iñigo Purroy y Pierre Adrien Casteran.

La competición grupista echa el cierre con un nuevo éxito de participación y público. El nivel exhibido por los pelotaris no ha decepcionado y prueba de ello es que el frontón grupista se quedó pequeño para seguir un torneo que gana con los años.