BOXEO

«Nuestro sueño es ir a unos Juegos»

Joan Torres y Manu Montoya, ayer antes de entrenar en el gimnasio del Toa, en Versalles. /  MARIETA
Joan Torres y Manu Montoya, ayer antes de entrenar en el gimnasio del Toa, en Versalles. / MARIETA

Joan Torres y Manu Montoya hacen las maletas rumbo a Murcia para incorporarse desde hoy al plan nacional de jóvenes talentos

SANTY MENORAVILÉS.

«Sabemos que será duro, pero el boxeo es lo que más nos gusta y estamos preparados para el reto». Joan Torres y Manu Montoya lo tienen claro. Quieren abrirse camino sobre el ring y, a pesar de su juventud, no lo han dudado y hoy pondrán rumbo a Murcia para ingresar el plan nacional de jóvenes talentos que impulsa la Federación Española de Boxeo.

Ayer, después de sumar un entreno más a las órdenes de Ruby García, explicaban sus sensaciones antes de dar un vuelco total a su vida por el pugilismo. Joan Torres, dominicano de nacimiento, llegó a Avilés con 14 años, hace tres, y sólo ha necesitado año y medio de entrenamientos para llamar la atención del seleccionador nacional Rafael Lozano. Su récord en categoría joven es de 7-1 y está dispuesto a dar el salto al siguiente nivel. «El boxeo es lo que más me gusta y desde que comencé a competir en noviembre, hace menos de un año, sólo pienso en mejorar día tras día».

La llave para su inclusión en el plan nacional fue su participación en un torneo internacional «en el que a pesar de perder, lo hice muy bien ante Estados Unidos. Se fijaron en mí y me llegó la llamada». Joan se separará por primera vez de su familia para acudir a Los Alcázares, en Murcia, aunque no de su compañero y amigo Manu Montoya.

«Sabemos que será duro, pero estamos muy ilusionados con este nuevo reto»

Manu es avilesino y tiene dos años menos que Joan, tan solo quince. «Empecé a entrenar de pequeño porque me llamó la atención después de ver muchas veladas en casa con mi padre. Estuve mucho tiempo sin competir, aunque llegué a estar concentrado en Madrid en el School Boys, y mi debut sobre el ring fue en febrero». Ahora mismo su récord es de tres victorias y tres derrotas, números que espera mejorar a partir de su ingreso en el centro de tecnificación murciano. «Sé que participaremos cada poco tiempo en diferentes torneos internacionales y será una gran oportunidad para seguir mejorando y creciendo».

El sueño de ambos no es el profesionalismo, sino «participar en unos Juegos Olímpicos. La carrera amateur es atractiva y eso sería la guinda, lo que quiere todo deportista», aseguran.

Al estilo americano, los entrenamientos no impedirán que los jóvenes púgiles continúen con su actividad académica. Ambos compartirán clase en cuarto de la ESO y desde la selección española son tan estrictos sobre el ring que sobre el pupitre. «La disciplina es muy importante para la Federación que preside Felipe Martínez y ellos lo saben. No es fácil mantenerse en este plan nacional, pero ellos tienen ilusión y ganas por hacerlo. Son unos privilegiados», concluye Ruby García, su mentor.