Talento avilesino en Estados Unidos

Mateo González, durante la disputa de una de las últimas pruebas del campeonato regional del noroeste de Estados Unidos. /  LVA
Mateo González, durante la disputa de una de las últimas pruebas del campeonato regional del noroeste de Estados Unidos. / LVA

Tras destacar como junior a nivel nacional, Mateo González compagina el esquí y los estudios en la Universidad de Idaho

SANTY MENOR AVILÉS.

Mateo González ha caído de pie en Estados Unidos. El deportista avilesino, que hace dos años llegó a ser internacional con la selección española junior, vive una etapa dulce en la Universidad de Idaho, en Estados Unidos, donde compagina la práctica del esquí con los estudios, concretamente con la carrera de Business, más o menos lo que en España sería Administración y Dirección de Empresas.

Teniendo en cuenta lo complicado que es alcanzar la élite del esquí en España, Mateo tomó el pasado verano una decisión importante en su vida, dejando de lado la nieve para comenzar Ingeniería de Organización Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid. Él, que soñaba con una vida ligada al esquí, aunque fuese como profesor, anteponía su futuro labor a sus ilusiones.

Sin embargo, casualidades de la vida, el periplo del avilesino en la capital de España sólo duraría cuatro meses. En enero recibió una beca de la Universidad de Idaho y el 1 de febrero desembarcó sin dudarlo en Estados Unidos, donde lleva ya más de un año. «Era una oportunidad única y no me lo pensé», recuerda.

El pasado año no pudo competir al haber llegado con el curso empezado, pero pronto comenzó a entrenar sobre los esquís, compaginándolo con la carrera universitaria. «Aquí las cosas no tienen nada que ver con España. Uno de los motivos por los que había dejado un poco de lado el esquí al irme a Madrid fue por eso, porque allí es muy complicado compaginar el competir a alto nivel con la Universidad. Los profesores dan pocas facilidades a la hora de cambiar fechas y demás».

Todo lo contrario que en Estados Unidos, donde «vamos a clase por la mañana y a partir de las 15.30 o 16 horas ya podemos empezar a entrenar entre semana, con más opciones el sábado y el domingo». Mateo forma parte del equipo de su universidad con otros cuatro compañeros y se acaban de proclamar campeones regionales del noroeste de Estados Unidos, lo que les ha clasificado para el campeonato nacional. «Veo buen nivel y la verdad es que el equipo ha competido de la mejor manera. Ojalá todo salga bien en los nacionales», apunta.

Plenamente adaptado a su nueva vida, Mateo estará «al menos tres años más» en Estados Unidos, hasta que acabe la carrera en 2021, y luego «tendré que pensar si quedarme más tiempo y hacer un máster o si volverme a España». Habrá tiempo de sobra para pensarlo. De momento, se queda con poder disfrutar de su deporte favorito y «viajar. En apenas un año ya he conocido seis estados y es una de las cosas que más me gustan. Aquí hay muchas estaciones de esquí y las opciones son múltiples». De momento, el estado que más le ha impresionado es el de Wyoming, aunque todavía le queda mucho camino por recorrer.