Hockey sobre patines

El título se decide en un suspiro

El título se decide en un suspiro
Las asturianas Sara González y Natasha Lee. / ARNALDO GARCÍA

España disputa hoy los últimos 105 segundos de la final europea suspendida

DANI BUSTO GIJÓN.

La final europea femenina de hockey sobre patines 'más larga' de la historia vivirá hoy su desenlace. Diecinueve días después de que comenzase el partido entre las selecciones de España y Portugal, esta tarde se conocerá el nombre del equipo vencedor del Campeonato de Europa absoluto 2018.

Paradójicamente, también se disputará la final 'más corta'. Tan solo queda por jugarse un minuto y 45 segundos de este partido ya que, el pasado 13 de octubre, el encuentro que se desarrollaba en el Pabellón de Mealhada (Portugal) fue suspendido en los últimos instantes a causa de los efectos provocados por la tormenta tropical 'Leslie'. Además de una avería eléctrica, el polideportivo sufrió daños de consideración en sus instalaciones y llegó a peligrar la seguridad de jugadoras, árbitros y público.

Cuando el marcador reflejaba un 2-3 a favor de las españolas -selección en la que juegan las asturianas, e integrantes del Telecable Hockey Gijón, Sara González, Marta González Piquero y Natasha Lee-, la pista comenzó a inundarse, varios cristales se rompieron y parte del techo se cayó. No hubo más remedio que suspender la final. Esta tarde, a partir de las 16 horas, y en el mismo escenario -ya remozado- se zanjará este pulso entre Portugal y España, en el que las españolas aspiran a proclamarse campeonas de Europa por séptima vez, la sexta consecutiva.

Aunque el equipo español parte con ventaja en el marcador, también se alzaría con el trofeo con un empate, al haber ganado todos los partidos disputados en este europeo, al igual que las portuguesas, aunque el equipo dirigido por Ricardo Ares acumula una mejor diferencia de goles.

Natasha Lee, capitana de la selección, asegura que el equipo se encuentra «con muchas ganas y cada vez más metido en el partido». La expedición española se concentró esta semana en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat y ya ayer se encontraba en Ventosa do Bairro, donde realizó el último entrenamiento antes de la final.

En este choque serán clave la intensidad y la concentración, ya que es previsible que Portugal salga totalmente volcada en ataque para tratar de remontar en los 105 segundos que quedan por jugarse. «En estos últimos entrenamientos hemos estudiado todas las opciones que nos podemos encontrar, el planteamiento con el que Portugal puede salir, y lo que nosotras vamos a hacer», afirma Natasha Lee a EL COMERCIO.

«Nuestra intensidad tiene que ser la misma con la que jugamos siempre todos los partidos de la selección, y con un plus psicológico para estar preparadas ante lo que nos podamos encontrar», indica la jugadora asturiana. En este punto, Lee matiza que «no solo a nivel deportivo, sino también la presión que pueda haber en la grada». La capitana prevé que pueda haber un importante número de seguidores de Portugal, aunque para ella, jugar con esa presión, es algo que le motiva.

España, con importante representación asturiana, está a tan solo un minuto y 45 segundos de regresar con un nuevo título europeo. El partido más largo concluirá casi, casi, en un suspiro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos