«¿Por qué no vamos a repetir?»

La plantilla del Liberbank Gijón posa en el entrenamiento de ayer en el Pabellón de La Arena, donde empezó a preparar su asalto a la Copa de la Reina. /  PALOMA UCHA
La plantilla del Liberbank Gijón posa en el entrenamiento de ayer en el Pabellón de La Arena, donde empezó a preparar su asalto a la Copa de la Reina. / PALOMA UCHA

La capitana Marizza Faría, la extremo Miki, la meta Fanny y el técnico Diego Lafuente ven al equipo «motivado» para traer el trofeo de Baracaldo Las jugadoras del Liberbank Gijón confían en volver a levantar la Copa de la Reina

J. L. CALLEJA GIJÓN.

La plantilla del Liberbank Gijón entra en su semana más especial de la temporada. A partir del viernes defenderá en Baracaldo el único título que posee el balonmano asturiano: la Copa de la Reina. Tanto el cuadro técnico, encabezado por Diego Lafuente, como las componentes del 'siete' gijonés están convencidos de que no es una misión imposible repetir.

Ayer fue un día un tanto especial, porque se cumplió justo un año de la conquista del torneo del K.O. en Málaga cuando las fabriles levantaron el trofeo tras vencer en la final al Bera Bera de San Sebastián (20-17). Las jugadoras y los entrenadores del club surgido en el barrio de La Calzada rememoraron la gesta durante el entrenamiento celebrado ayer en el Pabellón de La Arena y se conjuraron para repetir el sueño. La mayor parte, que salvo Raquel repiten la fase final de la Copa -al menos el 'siete titular-, coincidien en que nada es imposible, al mismo tiempo que advierten de que no acuden a la cita como el equipo debutante que el año pasado terminó dando la sorpresa.

El preparador Diego Lafuente tiene claro que el equipo está en un gran momento a estas alturas de la temporada. «Hace un año íbamos quintos en la Liga y ahora vamos cuartos», aunque para el técnico lo fundamental es que «nos hemos preparado a conciencia, pues hicimos como un pequeña pretemporada específica para llegar a nivel físico lo mejor posible». Lafuente tiene la tranquilidad de que el trabajo está hecho y que solo falta rematarlo con una buena competición, por lo que lo único a sus chicas es que «tengan una concentración máxima».

El Liberbank, a priori, no está entre los principales candidatos para alzarse con el título y, sobre todo, teniendo en cuenta que en unas hipotéticas semifinales se tendría que ver las caras con el Bera Bera o el Rocasa, los dos grandes favoritos. «No estar en los pronósticos nos motiva mucho más», señala Lafuente.

Por su parte, la capitana del equipo, Marizza Faría, 'motor' de las fabriles y una de las artífices del título en 2018, dice que «todas nos preguntamos los últimos días por qué no podemos volver a ganarla otra vez». No obstante, asegura que en esta ocasión «será diferente, ya no llegamos como el equipo que va a dar la sorpresa». Sin embargo, tiene una gran confianza en sus compañeras, «porque veo al equipo muy ilusionado». También es consciente de que no estar entre los candidatos «va a ser otro aliciente para traernos el trofeo para Gijón».

Sobre el debut copero ante el Málaga, dice que «es un equipazo, pero si hacemos nuestra defensa pasaremos» y no quiere pensar en las semifinales contra Bera Bera o Rocasa, «porque primero hay que superar los cuartos».

Miki, adiós con trofeo

La extremo Miki Nedelcu, de 37 años, dirá esta temporada adiós al balonmano profesional tras dos décadas en activo y lo quiere hacer con otro título, «aunque solo llegar a la final ya sería para mí como un gran triunfo». Asimismo señala que «vamos a intentarlo, porque no lo veo imposible, pues estamos a un gran nivel».

Por su parte, la meta Fanny Ruiz es optimista y piensa que «la sorpresa será que vamos a revalidar el título, porque nos hemos sacrificado mucho en la preparación». La meta gijonesa dice que «se nos da bien el ir partido a partido y al no darnos como favoritas creo que nos beneficia».

Una de las novedades de la competición de este año es que la Federación Española de Balonmano recompensará económicamente a los ocho equipos participantes de la Copa de la Reina por primera vez. El campeón se llevará 5.800 euros, el subcampeón 4.800, los semifinalistas 3.300 y el equipo que alcance los cuartos de final obtendrá 1.800 euros.