Álex Díez da el salto al Mundial

Álex Díez da el salto al Mundial
Álex Díez, con una Honda en el jardín de su casa en San Cristóbal. / OMAR ANTUÑA

El piloto avilesino competirá en la antesala de Moto3 con el Leopard Junior Team

SANTY MENOR SAN CRISTÓBAL.

Son las seis menos cuarto y entra por la puerta de casa tras una larga jornada escolar en el Colegio Internacional Meres de Siero. Quince minutos después, una imponente motocicleta de cross preside el jardín, con su mono de competición extendido en la entrada. Al lado, detrás de una tímida sonrisa se esconde Álex Díez, que a sus 17 años la próxima temporada pilotará en la antesala de Moto3.

Todo ha pasado muy rápido. Hace cinco años, Álex se subía por primera vez a una moto junto a su hermano Álvaro, dos años menor que él, ante la pasión que sentía su padre por las dos ruedas. Mientras sus compañeros de clase apostaban por el fútbol o el baloncesto, él, todavía sin saberlo, entregaba su vida al motor, que desde entonces ha guiado todas sus decisiones.

«Al principio era como un juego», recuerda. «Era montar en moto para pasarlo bien». Con el paso de las competiciones, la cosa comenzó a tomar un cariz más profesional. «Sigo disfrutando encima de la moto y es lo que impulsa, pero lógicamente ya no sales a pasarlo bien, sales a trabajar, a esforzarte y a intentar quedar lo mejor posible. La presión está ahí y es importante saber manejarla, pero la verdad es que estoy bastante contento de cómo me están yendo las cosas».

Aunque físicamente no aparenta 17 años, Álex se muestra muy maduro para su edad. Así, pese a tener el profesionalismo al alcance de la mano, no quiere descuidar los estudios. «Hasta ahora he ido año a año y estoy en segundo de bachillerato. Me gustaría ir a la Universidad y estudiar algo relacionado con la economía, aunque todavía no he tomado una decisión definitiva». En ella influirán varios factores, dependiendo de cómo le vaya la temporada. «Hay opciones de ir a vivir fuera de Asturias, porque aquí no tenemos circuitos para entrenar, pero todo depende de los resultados de este año y también de los estudios», admite.

Tras dos intensas temporadas de aprendizaje en la European Talent Cup, competición que finalizó el pasado fin de semana en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste, donde Álex sufrió una caída que afortunadamente no le ha dejado ninguna secuela, el avilesino dará el salto al FIM CEV Moto3, antesala del Campeonato del Mundo de Moto3, y lo hará además junto a un equipo que ya ha cosechado nada más y nada menos que dos títulos mundiales: con el británico Danny Kent en 2015 y con el español Joan Mir 2017.

Álex formará parte de la estructura del Leopard Junior Team junto a otros dos pilotos: su compañero de esta temporada en el Team Impala Xavier Artigas, y el piloto italiano Davide Pizzoli. El Leopard está bajo la tutela de Christian Lundberg, quien también se encarga de la dirección del equipo del Campeonato del Mundo de Moto3. Junto a él, Ricard Jové hace las funciones de Team Manager, de tal manera que si se produce alguna baja en el equipo oficial de Moto3 cualquiera de los tres podría ser el sustituto y debutar por tanto en la preciada categoría. Sin embargo, con los pies en el suelo, Álex prefiere ir poco a poco. «Me gusta ir paso a paso, y Moto3 todavía lo veo lejos».

Más

 

Fotos

Vídeos