AUTOMOVILISMO

Alonso arranca su aventura en los raids con buenas sensaciones

Alonso, a los mandos de su Toyota Hilux, en Sudáfrica. /  EFE
Alonso, a los mandos de su Toyota Hilux, en Sudáfrica. / EFE

S. D.MADRID.

Fernando Alonso ya es piloto de raids. El piloto asturiano tomó parte de una especial por primera vez en su vida y las sensaciones fueron muy positivas. El asturiano, acompañado por Marc Coma como copiloto, acabó tercero en la clasificación de la Lichtenburg 400, quinta prueba del campeonato sudafricano de raids y su primera toma de contacto en competición oficial con el Toyota Hilux con el que pretende correr el Dakar 2020.

Alonso y Coma se quedaron a solo 5,9 segundos del sudafricano Giniel de Villiers, campeón del Dakar 2009 y también piloto oficial de Toyota. Por delante, a 32 segundos, lideró la especial el también sudafricano Henk Lategan, primero en la general del campeonato sudafricano.

La especial se ha desarrollado sobre un trazado de 55 kilómetros y servía de crono clasificatorio para la salida de los durísimos 400 kilómetros que les esperan a los participantes en la jornada de hoy.