Alonso se despedirá con un monoplaza con los colores de Asturias

El monoplaza, con la tres novedosas bandas al final de la tapa del motor, con el que el que Fernando se despedirá de la F-1 el próximo domingo en Abu Dabi. /  MCLAREN
El monoplaza, con la tres novedosas bandas al final de la tapa del motor, con el que el que Fernando se despedirá de la F-1 el próximo domingo en Abu Dabi. / MCLAREN

McLaren ha modificado la decoración del pobre MCL33 como homenaje al que ha sido su piloto cinco temporadas

EDUARDO ALONSO GIJÓN.

En los últimos años, McLaren no ha conseguido que sus monoplazas funcionaran al nivel que Fernando Alonso exigía. Impresión que el propio asturiano y también los sucesivos responsables de la escuadra a lo largo de estas cuatro temporadas han reconocido y, del mismo modo, lamentado. Y la incertidumbre en sus posibilidades de victoria el próximo año han empujado al bicampeón asturiano fuera de la F-1.

Por eso, en un deporte en el que nada se produce por azar, sino que es el producto de días y días de trabajo, a veces poco recompensado, Fernando ha dicho basta. En Abu Dabi, el último Gran Premio de Fernando Alonso como piloto de Fórmula-1, después de 17 años y más de 300 carreras, promete ser un compendio de homenajes y mensajes de agradecimiento y despedida.

McLaren no está para muchos esfuerzos sobre el asfalto. Probablemente, el del próximo domingo será, deportivamente, un adiós amargo. Pero lo que no faltarán serán gestos. Especialmente, el que la escudería ubicada en Woking ha decidido para los colores del monoplaza número 14. El equipo de Alonso ha preparado un diseño especial, único, de coche para el gran premio de este fin de semana en Abu Dabi.

El equipo inglés ha modificado la decoración del pobre MCL33 para esta cita como homenaje al que ha sido su piloto durante dos etapas. Primero, en 2007 y, luego, desde 2015 hasta la actualidad. La novedad son las tres bandas adicionales en el final de la tapa del motor del coche, con el azul de la bandera de Asturias y el rojo y gualda de la de España, de forma muy similar a los colores que Fernando luce en su casco. Estos, tal y como ha anunciado en Twitter la escudería de Woking, se sumarán al naranja papaya del monoplaza en su zona trasera, dándole un colorido singular.

Fernando Alonso lucirá, de esta manera, este modelo único en el Gran Premio de Abu Dabi con el que se cierra la temporada de Fórmula-1. La escudería británica ha recordado que será la primera vez que McLaren compite con un diseño único desde que creó un coche amarillo para Keke Rosberg para el Gran Premio de Portugal de 1986.

Zak Brown, máximo responsable de McLaren, se felicitó por esta iniciativa: «Estamos complacidos y orgullosos de poder competir con un diseño especial para Fernando Alonso en Abu Dabi. Queríamos que se sintiera especial en su último gran premio y esta era una manera de lograrlo».

La combinación es tan llamativa como acertada, con una imagen singular que servirá al piloto asturiano para guardar un recuerdo único en las imágenes y en un monoplaza que, normalmente, se incorporará a los fondos del museo que lleva su nombre en La Morgal.

Zak Brown, el empresario estadounidense y expiloto de carreras profesional, que ocupa el cargo de director ejecutivo de McLaren Racing y que, además, es propietario de United Autosports, fue más allá. «Trabajamos estrechamente y en colaboración con Fernando y luego con la FIA y la Fórmula-1 para hacer el cambio de cara a esta carrera. Y todos apoyaron completamente la decisión». dijo. «Con suerte, esto les dará a los aficionados de Fernando una expectación extra en lo que seguramente será un fin de semana especialmente emotivo», hizo hincapié el responsable de McLaren.

 

Fotos

Vídeos