El asturiano Javier Álvarez vive la dureza del Dakar

El asturiano Javier Álvarez vive la dureza del Dakar

El moscón se vio obligado a hacer noche en el desierto en una quinta etapa en la que un espectador fue atropellado por el camión de Andrey Karginov

HUGO VELASCOOVIEDO.

La aventura del piloto asturiano Javier Álvarez por el Rally Dakar llegó a su ecuador tras completar el piloto del Team Tierrastur las cinco primeras etapas del raid sudamericano, en las que ha vivido en primera mano la dureza de la prueba.

En la jornada de descanso, que tuvo lugar en el día de ayer en Arequipa, el piloto moscón tuvo la oportunidad de recuperar fuerzas de cara a la segunda mitad del raid, en la que deberá abordar más 1.800 kilómetros de especial antes de poder alcanzar la meta final de Lima.

A lo largo de las últimas jornadas, Álvarez ha logrado superar las dificultades de un recorrido por el desierto que se ha cobrado el abandono de muchos de sus rivales, gran parte de ellos con experiencia previa en la prueba.

La estrategia conservador de guardar el mayor número de fuerzas y proteger la mecánica de su KTM 450 Rally Replica, la cual debe reparar él personalmente al final de cada etapa, al ser uno de los grandes aventureros que compiten dentro de la categoría 'Original by Motul', está dando sus frutos, puesto que el moscón es uno de los 105 pilotos de motos que aún siguen en carrera. Por contra, treinta y dos competidores de dos ruedas acabaron su andadura por el Dakar antes de tiempo.

Previa a su llegada al vivac de Arequipa, el asturiano a punto estuvo de abandonar ya que, en la segunda de las etapas maratón entre Tacna y la propia Arequipa, con 345 kilómetros de especial, la noche se le echó encima en la parte final del recorrido, lo que obligó a Álvarez a tomar una decisión arriesgada, a la par que valiente: hacer noche en el desierto ante la poca visibilidad existente.

Sus ganas de poder completar el Dakar, y convertirse así en el primer asturiano que lo logra al manillar de una moto, le permitieron terminar la etapa a primera hora de ayer, 16 horas, 29 minutos y 27 segundos después de haber partido desde Tacna. El piloto moscón pernoctó junto al resto de pilotos de motos y quads en un polideportivo de la localidad al no contar ese día con el campamento de asistencia por ser etapa maratón.

Tras estas primeras cinco etapas, el asturiano ocupa la última posición de la categoría de motos, a más de 38 horas del norteamericano Ricky Brabec, pero para Álvarez eso es lo de menos, ya que su gran objetivo es poder celebrar el próximo viernes en Lima el final de la aventura, un sueño de la infancia que cada día está más cerca de convertirse en una auténtica realidad.

Exclusión del camión 518

La quinta etapa entre Tacna y Arequipa estuvo marcada por el atropello de un espectador sudafricano de 60 años, en el kilómetro 279 de la especial, al encontrarse en una zona no habilitada para el público.

La víctima sufrió una fractura de fémur a consecuencia del impacto que se llevó con el camión Kamaz 518 del ruso Andrey Karginov, ganador del rally Dakar en 2014.

La organización de la prueba tomó la decisión de excluir al camión ruso de la competición, el cual ocupaba la tercera posición de la clasificación de la categoría, al no detenerse la tripulación del mismo para atender al herido.

Temas

Dakar
 

Fotos

Vídeos