Los exigentes tramos pusieron a prueba la fiabilidad de los vehículos

Los exigentes tramos del Rallye de Avilés, con varios cambios de rasante, carreteras estrechas y muy técnicos, propiciaron varios abandonos por motivos mecánicos, entre ellos los de Manuel Munientes o José Ramón Campos, por citar dos de los más trascendentes. Los vehículos históricos siempre necesitan un cuidado mayor por razones lógicas. Afortundamente, no hubo que lamentar más incidentes, pues el dispositivo de seguridad de la Escudería funcionó a la perfección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos