Alonsistas hasta el último día

Los aficionados siguieron la última carrera de Alonso en una pantalla gigante./
Los aficionados siguieron la última carrera de Alonso en una pantalla gigante.

Seguidores del piloto ovetense se dieron cita en el Museo que lleva su nombre

LA MORGAL

No se puede decir que haya sido un sueño, aunque lo parezca. Fernando Alonso cumplió su ilusión de niño y llegó a lo más alto del automovilismo mundial. No es exagerado decir que hizo historia con sus triunfos, paseando por todos circuitos las banderas de España y Asturias. Resulta fácil entender que muchos aficionados tengan auténtica veneración hacia la figura del piloto ovetense y hayan querido rendirle el penúltimo homenaje (existe coincidencia en que los éxitos de Alonso no terminan con la Fórmula 1).

Casi trescientos seguidores, algunos llegados desde distintos puntos de la geografía española, se dieron cita en el Museo-Circuito Fernando Alonso. Algunos portaron banderas alusivas al genial automovilista asturiano, recordando aquellas instantáneas de la marea azul que llenaban de colorido las gradas de muchos trazados, siempre detrás, alentando al campeón. El motivo de la concentración no era otra que seguir a través de una pantalla gigante el Gran Premio de Abu Dabi y mostrar el apoyo al campeón, que echó el cierre a su trayectoria en la Fórmula 1 con un meritorio undécimo puesto.

Más información

«Ha sido el mejor de siempre», coinciden Teresa y su hijo Dario, orgullosos de todo lo que Alonso ha conseguido a lo largo de casi dos décadas. «Gracias a él –profundiza el sevillano Ángel Fernández– hemos vivido este deporte de forma diferente, disfrutando de la emoción de una disciplina que era minoritaria en España». Todos los presentes despiden a Alonso del 'Gran Circo' con una sonrisa de satisfacción pero también con unas dosis de emoción. «No resulta fácil decir adiós cuando nos ha hecho tan feliz», explica Tomás, un joven langreano, fiel seguidor desde niño de Alonso. «He crecido viéndole competir con los mejores», añade, antes de expresar su apoyo a la decisión del piloto asturiano. «Si no puede ganar es normal que haya decidido dar un paso atrás».

Los aplausos inundaron La Morgal cuando el piloto asturiano cruzaba la línea de meta, debajo de la bandera de cuadros. Una admiración que hicieron extensible ayer a Vettel y Hamilton después de que ambos, como los únicos que han conquistado mundiales, le escoltaran en la vuelta de honor. «Se ha ganado el respeto de todos», concluyen.

 

Fotos

Vídeos