FÓRMULA-1

«Estoy muy orgulloso del impacto causado en Asturias»

Alonso y Hamilton bromean durante la rueda de prensa de ayer en Yas Marina. /  AFP
Alonso y Hamilton bromean durante la rueda de prensa de ayer en Yas Marina. / AFP

«Igual no me aguanto en el sofá y encuentro la forma de volver, pero no es la idea inicial que tengo», asegura Fernando Alonso

AGENCIAS MADRID.

Mientras que casi todos los cambios para 2019 han surtido un efecto revitalizador, la salida de Fernando Alonso ha generado una profunda tristeza y llama a la reflexión a no pocos involucrados en la F-1, bien como partes integrantes del campeonato, bien como elementos paralelos. El asturiano es un ganador nato y lleva cuatro años no sólo sin oler un podio, sino peleando contra gigantes que nada tienen de molinos a lomos de un Rocinante que nada tiene que ver con el Bucéfalo que le prometieron cuando regresó a McLaren.

Alonso fue el gran protagonista ayer en Abu Dabi. En la tradicional rueda de prensa de pilotos, ni siquiera la presencia del Lewis Hamilton le hizo sombra, toda vez que para el ovetense este tipo de actos protocolarios se le hacen muy cuesta arriba. No obstante, el piloto de McLaren dijo sentirse «muy orgulloso por haber dado a conocer la F-1 en España» y «por haber recibido el Premio Príncipe de Asturias» del Deporte.

«Estoy muy orgulloso de lo que conseguí durante mi carrera en la F-1, pero sobre todo por el impacto causado en España y en mi región, en Asturias, por toda la gente que no lo había hecho antes y comenzó a seguir este deporte. Y por toda la gente que se acerca a Oviedo al museo», señaló. «Son cosas que me han hecho sentirme muy orgulloso» contestó el asturiano durante la conferencia de prensa oficial de la FIA (Federación Internacional del Automovilismo) que tuvo lugar ayer en el circuito de Yas Marina.

«El Príncipe de Asturias fue una de las cosas que se valora tanto más que las victorias»

No fueron esas sus únicas palabras sobre su región de origen ya que también aludió al Premio Príncipe de Asturias recibido. «Cuando empecé no daban la F-1 por la tele en España y eso ahora sería algo impensable. Eso es algo que me enorgullece mucho, al igual que el Príncipe de Asturias. Ese premio fue una de las cosas que se valora tanto más que las victorias que uno haya podido lograr», prosiguió Fernando en la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Acerca del legado que deja, el astro astur indicó: «Creo que he estado tratando de dar lo mejor de mí siempre, peleando contra las circunstancias que pueden estresar o afectar a otros. He tratado de dar lo mejor de mí. Trabajo con los niños y la escuela de kárting, el museo, los aficionados y las generaciones más jóvenes».

Entre las preguntas que le hicieron al asturiano no podía faltar un clásico: cuál es el rival que más recuerda o quién le puso las cosas más difíciles. Teniendo a Hamilton a su lado, hubiera sido una respuesta lógica, pero fue un poco más atrás para rememorar al aún destronado rey absoluto de la Fórmula-1, a quien Alonso hizo hincar la rodilla en 2006. «Es difícil escoger uno, me quedaría con Michael Schumacher. Cuando yo empecé él dominaba. Estaba en los karts y le veía ganarlo todo y luego peleé con él rueda a rueda. Eso hacía que las batallas fueran más especiales», recordaba el español.

Un gran premio especial

Muchas escenas le venían a la cabeza, muchos Grandes Premios. Y uno muy especial. «El Gran Premio de Europa en Valencia en 2012. Es una carrera que, si la repitiéramos 100 veces, no la ganaríamos en 99. Fue una ejecución perfecta de la estrategia, muchos adelantamientos, mucho riesgo. El coche no era particularmente rápido, ni siquiera entramos en la Q3 y doblé a Felipe (Massa) a falta de diez vueltas», recuerda Alonso.

La puerta de la Fórmula-1 se cierra para Fernando Alonso, pero no echa el candado. «Quizá el año que viene esté desesperado en el sofá y encuentre la forma de volver, pero no es la idea inicial que tengo», admitía ante los medios. Ese regreso no tiene que ser como piloto y, como destacó, incluso puede ser como «jefe de la FIA». «¡Jefe de la FIA, no! ¡Por lo menos hasta que me retire!», bromeaba a su lado Hamilton, que seguro que será uno de los que más le eche de menos.

Más

 

Fotos

Vídeos