Rally

Fuster y Aviñó ganan al esprint

El equipo de los ganadores del Rally de Llanes celebran su triunfo en el podio. / SHAKEDOWN MEDIA
El equipo de los ganadores del Rally de Llanes celebran su triunfo en el podio. / SHAKEDOWN MEDIA

La pareja alicantina aventajó en tan solo 3,6 segundos a Iván Ares y José Pintor | Con su podio en la cita de Llanes, los segundos clasificados dan un paso de gigante para revalidar el título nacional

HUGO VELASCO LLANES.

Desde la edición de 1995 en la que Oriol Gómez y Jesús Puras empataron a tiempos en la clasificación final después de dieciséis tramos cronometrados, resolviéndose el triunfo a favor del piloto catalán al anotarse el scratch en la primera de las especiales, no se vivía una edición tan reñida del Rally Villa de Llanes 'Memorial Jesús Manuel Peña Ibáñez' como la de ayer.

Con su scratch en el tramo inaugural de La Tornería, Miguel Fuster y Nacho Aviñó (Ford Fiesta R5) cogieron una primera posición que ya no abandonaron hasta el final de la prueba, aunque para defenderla tuvieron que esforzarse al máximo.

En primera instancia, ante la gran baza asturiana, José Antonio Suárez (Hyundai i20 R5), quien, junto a Cándido Carrera, se anotaban el mejor tiempo en las dos siguientes especiales. Pero una avería en el motor de su Hyundai les hacía abandonar tras el segundo paso por La Tornería. Tramo en el que se hacían con el scratch Iván Ares y José Pintor (Hyundai i20 R5), con lo que sumaban los tres puntos extra del TC-Plus y pasaban a ocupar la segunda posición de la prueba.

A partir de ese momento, el actual líder del certamen nacional inició su particular remontada, anotándose el mejor tiempo en cuatro de la siguientes cinco especiales, para llegar al último tramo, el segundo paso por Ríu Cabra, a 6,1 segundos del alicantino.

Al igual que en 2017, en aquella ocasión contra Joan Vinyes y Jordi Mercader, Ares y Pintor se iban a jugar el triunfo final en Llanes en la última especial de la prueba. El gallego lograba registrar de nuevo el mejor tiempo, sexto scratch del día, pero no le era suficiente para adelantar a Fuster y Aviñó, que se apuntaban de esa manera el segundo triunfo en el Villa de Llanes, tras el del 2014, por una diferencia de tan sólo 3,6 segundos.

El podio final lo completaron Surhayen Pernía y Rogelio Peñate (Hyundai i20 R5) en lo que suponía un pleno de la marca de neumáticos Pirelli.

Tras los tres de cabeza se clasificaron los dos equipos oficiales de Suzuki. El de Joan Vinyes y Jordi Mercader (Suzuki Swift R+ N5), que se adjudicaban la victoria en la categoría N5, y el de Javier Pardo y Adrián Pérez (Suzuki Swift R+ N5), con el piloto orensano como el más rápido entre los junior.

Hay que destacar la séptima posición absoluta de los llaniscos Aquilino Sánchez y David Sánchez (Ford Fiesta R2), que, además de ser el primer equipo asturiano en la general, lograban el triunfo en la R2 en una jornada redonda para la escuadra Llanes Motorsport, bajo la que compite Miguel Fuster y los también llaniscos Fredy Tamés y Ramón Suárez (Suzuki Swift), novenas absolutos y ganadores de la Copa Suzuki. Una Copa Suzuki en la que en su vertiente júnior registró también el triunfo de los asturianos Sergio Cuesta y Alejandro López (Suzuki Swift).

Los catalanes José Luis García y Javier Moreno (Peugeot 208 N5) se impusieron en la Copa N5 RMC, en la que el ovetense Fran Cima tuvo que abandonar por avería.

Dentro del campeonato regional, se produjo una nueva demostración de Manuel Mora e Iván Bajo (Peugeot 205), que se llevaban una victoria importante con la que se sitúan como nuevos líderes del certamen autonómico.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos