«Tengo un gran coche y un muy buen equipo»

Los participantes entran en el reagrupamiento de la Plaza de España. /  PATRICIA BREGÓN
Los participantes entran en el reagrupamiento de la Plaza de España. / PATRICIA BREGÓN

Serge Cazaux restó méritos a su triunfo en una carrera «muy difícil» y agradeció el «apoyo de la gente, que ha sido muy cariñosa con nosotros»

SANTY MENOR AVILÉS.

El piloto francés Serge Cazaux hizo balance de su triunfo nada más recibir sus dos premios en la Plaza de España: uno de manos de la concejala de Deportes, Ana Hevia, como ganador scratch del Rallye de Avilés, y otro, entregado por el presidente de la Escudería Avilesina, José Ignacio López, por conseguir la primera posición de la categoría pre90 del Campeonato de España de vehículos históricos.

«Estoy muy feliz por conseguir el triunfo aquí en Avilés», explicaba en un más que digno castellano. «Era un rallye muy difícil, y más para mí, que nunca había competido aquí, pero tengo un gran coche, un muy buen equipo, y entre todos hemos podido lograrlo». Preguntado por sus sensaciones, Cazaux quiso agradecer «el trato que hemos recibido de la ciudad durante todo el fin de semana. Han sido muy cariñosos con nosotros y la verdad es que esto -señalando a la Plaza de España y al Ayuntamiento- es muy bonito».

Tras llevarse el triunfo de su categoría en los tres primeros rallyes del calendario, Costa Brava, Asturias y Avilés, el francés todavía no ha conseguido el campeonato de forma matemática, algo por lo que está luchando.

«Todavía no quiero mirar las clasificaciones. Es un día para disfrutar. Ha sido un rallye muy difícil, con mucho nivel, y después del triunfo toca descansar. Mañana miraré cómo está la cosa y empezaremos a pensar en el próximo rallye», sonreía un Cazaux que está encantado con el Campeonato de España. «Tiene más nivel que el francés y por eso nos decidimos a venir aquí a competir».

Cazaux hizo muy buenas migas con Antonio Sainz, con quien pudo conversar en francés ya desde las verificaciones del viernes. A sus 58 años y a pesar de sus declaraciones en el coloquio del miércoles, cuando se mantuvo muy prudente, el galo se mostró muy rápido desde el primer tramo, exprimiendo su Ford Sierra Cosworth 4x4, que volvió a dejar claro que es uno de los vehículos que mejor se adapta a las características del Rallye de Avilés.

Aunque en el mundo del automovilismo todo depende del dinero y de los proyectos, de tal manera que ni Ander Arana y Juan Carlos Fernández, los dos últimos ganadores de la prueba, no pudieron repetir participación, todo hace indicar que, si de él depende, Caraux volverá a disputar la prueba avilesina, de la cual se ha marchado encantado en todos los sentidos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos