Calma optimista antes de la batalla de Le Mans

Jorge Lorenzo. /
Jorge Lorenzo.

Mejor tiempo para el británico Bradley Smith con ligero dominio de Lorenzo

BORJA GONZÁLEZle mans

Del primer puesto del británico Bradley Smith (Monster Yamaha Tech3) y del segundo de Jorge Lorenzo (Movistar Yamaha MotoGP) cabría deducir que, efectivamente, Le Mans confirmó en el primer día de entrenamientos de MotoGP que es un circuito favorable a la M1 de Yamaha. Aunque, a tenor de las impresiones de los que deben de ser protagonistas junto a Lorenzo de la carrera del domingo, los pronósticos no están tan decantados.

«Sí, es un circuito en el que tradicionalmente la Yamaha ha ido bastante bien y han sido muy fuertes», comentó Marc Márquez, quinto en el primer día. Un comentario, eso sí, con matices. «Aunque creo que aquí me encuentro bien, al menos para luchar por la victoria. Luego veremos. Digamos que no veo tan lejos a Lorenzo, por ejemplo, como en Jerez».

Por su parte, otro de los nombres del campeonato, el líder Valentino Rossi, dio una interpretación positiva a su resultado del viernes, un día en el que terminó sexto después de haber estado en el límite del top diez en la mayor parte de la sesión de la tarde.

«Estoy bastante contento con el día, porque en las últimas salidas hemos mejorado la moto y tengo buen ritmo, constante y rápido», aseguró el piloto italiano. «Pierdo en algunos puntos. No voy fantástico en el T1 y el T3, pero tenemos capacidad de mejora en la moto. He probado los neumáticos, el duro trasero, que no va tan mal, y he terminado sexto, pero creo que tenemos un gran potencial».

Territorio Danny Kent

moto3

Y mientras en Moto2 el campeón volvía a brillar, Moto3 siguió siendo territorio Danny Kent. El británico dominó las dos sesiones del día, aunque la de la mañana fue poco provechosa, con la pista húmeda por la lluvia caída el día anterior. Así que casi todo el trabajo se concentró en los cuarenta minutos de la tarde. Con mucha igualdad, aunque una vez más con Kent al frente. El británico comandó la tabla de tiempos por delante del belga Livio Loi y del local Fabio Quartararo, con Efrén Vázquez cuarto como el mejor de los pilotos españoles.

A este triplete pretende sumarse una vez más Andrea Dovizioso, que en Jerez se quedó por primera vez en el año fuera del podio. En Ducati aseguran haber encontrado algunas mejoras en el test privado de la semana previa al Gran Premio que tuvo lugar en Mugello, y por los tiempos marcados el viernes se espera al segundo de la general como a uno de los máximos favoritos a lograr la pole position, una vez que la GP15 utilice el compuesto extra blando del que no disponen ni las Yamaha ni las Honda oficiales.

En esa lista vuelve a estar Lorenzo, que mantiene el punto alcanzado en Jerez y que le hizo ser el dominador absoluto de la primera cita europea de 2015. «Los resultados ayudan a que tu estado de felicidad sea mayor y, en realidad, para un piloto las carreras son muy importantes.

Y cuando las carreras no salen como esperas eso también se nota en tu estado de ánimo general, pero siempre he confiado en mí mismo y sabía que iba a llegar mi momento como dije, que era cuestión de tiempo que todo se pusiese en su sitio y nada fallase».

Una afirmación de Lorenzo a la que añadió la creencia de que la Honda, este año, no está tan lejos de su Yamaha y que incluso tiene algún problema. En eso se basó gran parte del trabajo del día de Márquez que, curiosamente, busca mitigar la cantidad de derrapaje de su moto, una de sus señas de identidad. Algo que se ha acentuado con la moto de este año y que le hace perder cierta efectividad en el tren trasero de su moto una vez que este no acompaña a la mejorada parte delantera.

Y mientras Márquez se centró en mejorar su moto, Pedrosa usó el día para recuperar sensaciones y probar su brazo. «Tengo que dar más vueltas y el brazo se tiene que soltar también y adaptarse al esfuerzo», explicó sonriente, y cauteloso, el del Repsol Honda, séptimo tras completar 35 vueltas. «Después de la carrera y ver cómo recupera los días de después podré valorarlo».

Rabat se reencuentra con el campeón

La noticia en Moto2 en Le Mans fue, sin duda, el espectacular rendimiento de Tito Rabat, el más rápido en las dos sesiones del día. En ese sentido, la posición fue lo de menos. Pocas sorpresas hubo a este respecto entre los primeros de la cilindrada intermedia, con los clásicos de este año ocupando posiciones delanteras.

El líder Johann Zarco, ante los suyos, finalizó en un buen cuarto puesto, por delante de otros dos habituales, Sam Lowes y Alex Rins, y con Jonas Folger octavo. También estuvieron a un gran nivel otros dos españoles cuatro entre los siete mejores, Luis Salom, que marcó el tercer mejor tiempo, y Julito Simón, que fue séptimo.

Y mientras los pilotos entraban y salían del box, Rabat repetía una de sus estrategias clásicas de los entrenamientos de Gran Premio: al estilo de sus pruebas en solitario en Almería, el campeón en curso enlazaba 26 vueltas consecutivas en cada sesión, sin parar, dos simulaciones completas de lo que será la carrera del domingo, programada a ese mismo número de giros. Un ejercicio de concentración que fue la base de su éxito en 2014. Rabat se reencontró a sí mismo, mandando de paso un mensaje a sus rivales acerca de sus intenciones en Le Mans.