Faltaba Pedrosa

Dani Pedrosa, en un circuito. /
Dani Pedrosa, en un circuito.

El catalán regresa este fin de semana en Le Mans después de tres Grandes Premios de ausencia

BORJA GONZÁLEZle mans

Como ha venido sucediendo en los últimos años, el de 2015 también se esperaba que fuese un Mundial de MotoGP a cuatro: Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Valentino Rossi y Dani Pedrosa. El primero, incuestionable, como defensor del título y tras la exhibición del último año; el segundo, con una versión mejorada que ya empezó a verse a finales de 2014; Rossi, algo más en duda, principalmente por el paso de los años y el poderío de los rivales, aunque con el espaldarazo del último subcampeonato; y Dani Pedrosa, siempre en las quinielas pero que por uno u otro motivo, año tras año, terminaba descartado para la pelea por lo máximo. Esta vez fue el propio Pedrosa el que se autoeliminó, con una declaración por sorpresa tras su pobre sexto puesto en la cita inaugural de Catar en la que anunció un parón en la competición sine die. Operado poco después, y tras la decepción de un retorno frustrado en Jerez, por fin el del Repsol Honda reapareció en el paddock del Mundial, para ponerse a prueba en el circuito de Le Mans.

«El año pasado vine aquí y corrí, y así estoy este año, con una recidiva de lo mismo», explicó en su comparecencia ante los medios sobre su decisión de no estar en Jerez, después de haberse probado cuatro días antes del inicio de la actividad en pista. «Entonces entendí que volver a hacer lo mismo no sería inteligente y preferí optar por una opción más segura, pues ya me costó mucho encontrar una persona que me pudiera operar y por eso decidí optar por una opción diferente de lo del año anterior...».

Pedrosa optó por operarse con el doctor Ángel Villamor en Madrid, después de que Nicky Hayden, que ya pasó por manos del galeno para una intervención similar retirada de la vaina que recubre el músculo, le comentase esta alternativa en el mismo circuito de Losail, poco después del anuncio de retirada temporal. Una operación que aún tiene que probar su efectividad. Descartado un circuito como Jerez, exigente en el esfuerzo con los antebrazos, Le Mans dará más respiro a Pedrosa, al que todavía sus máximos rivales dan un margen de tiempo para que llegue al altísimo nivel de competitividad que en estos momentos tiene MotoGP. «Dani, tarde o temprano estará luchando por victorias, y luchando por pole positions y por podios», afirmó Jorge Lorenzo, poderoso ganador de la última carrera de Jerez. «No sé cuándo lo hará, pero tarde o temprano lo hará. Es otro piloto que se sumará a los cinco que hay en estos momentos que pueden luchar por la victoria».

Lorenzo pretende mantener el nivel alcanzado en el anterior Gran Premio, en un circuito tradicionalmente considerado favorable a Yamaha, aunque las dos últimas victorias en suelo francés hayan sido para Honda. «El año pasado Valentino fue segundo, y Pol Espargaró fue muy rápido con su moto, así que esperemos que esa sea buena referencia», comentó el mallorquín, en un trazado en el que las condiciones climatológicas serán muy importantes las previsiones hablan de temperaturas suaves y ausencia de lluvia, a pesar del agua caída este jueves.

Las Yamaha de Rossi y Lorenzo, también la Ducati de Andrea Dovizioso satisfecho con unas mejoras que probó la semana previa al Gran Premio en Mugello y, por supuesto, Márquez y su Honda, que en Le Mans equipará un nuevo basculante con el que mejora la salida de las curvas, además de disimular otros problemas que por ahora tiene su moto. «Puedo decir que el dedo está al cien por cien, aunque se vea un poco más gordo de lo normal», explicó, sonriente, sobre su lesión.

El atractivo francés

Y mientras admiran el espectáculo de MotoGP, los aficionados locales se relamen con sus opciones en las dos categorías pequeñas. Por una parte con el líder de Moto2, Johann Zarco, que defiende su posición en la general en la única prueba del Mundial que se disputa en Francia. Aunque, de nuevo, la categoría intermedia presenta la incertidumbre de ver quiénes van a estar esta vez en la pelea por la victoria, además del propio Zarco. Las cuatro primeras carreras del año han dejado en la lanzadera de salida al alemán Jonas Folger, ganador de la mitad de las carreras de este año, a Sam Lowes, que no pudo brillar en Jerez por culpa de un neumático defectuoso, además de Tito Rabat y de Álex Rins. Rabat encara otra oportunidad de reivindicar su número 1 tras la frustrante actuación de Jerez.

Si Zarco centra la atención en Moto2, Fabio Quartararo vuelve a ser uno de los claros protagonistas en Moto3, un circuito en el que el año pasado ganó la prueba del Campeonato de España de esta misma cilindrada. Aunque enfrente tendrá al sólido líder Danny Kent. Por su parte, los pilotos de KTM encabezados por el portugués Miguel Oliveira- buscarán limar las distancias con las Honda, aunque la prueba de un chasis nuevo en el test posterior al Gran Premio de España no dio los resultados esperados. Del lado español, de nuevo Efrén Vázquez vuelve a ser una de las bazas más sólidas. El piloto vasco se sometió a un chequeo médico nada más regresar a casa tras los problemas en las dos últimas carreras, en el que se le detectó un principio de anemia por falta de hierro. «He tenido una semana para descansar y tratar de prepararme bien para esta carrera, pero es evidente que todavía no estoy al 100% físicamente», explicó. «Durante las dos próximas pruebas trataremos de ir recuperando poco a poco la forma».