Italia toma el relevo

Romano Fenati, en Le Mans. /
Romano Fenati, en Le Mans.

Victoria de Fenati y espectacular remontada de Kent

BORJA GONZÁLEZ le mans

Valentino Rossi se acercó sonriente al parque cerrado del circuito de Le Mans a la conclusión de la carrera de Moto3. Romano Fenati, uno de los pilotos de su equipo, el Sky Racing Team VR46, acababa de ganar la quinta carrera de la temporada, al frente de un podio completamente italiano y con otro de sus pupilos entre los triunfadores, Pecco Bagnaia (del Mapfre Mahindra propiedad de Jorge Martínez Aspar). Bagnaia es uno de los pilotos adscritos a la 'Academy', un grupo en el que también está el quinto en Le Mans, Niccolò Antonelli y que entrenan con Rossi cada semana.

La doble iniciativa del nueve veces campeón del mundo, la de tener una escudería propia a la vez que instruía a un grupo de jóvenes pilotos, fue una fórmula pensada para rescatar al deprimido motociclismo italiano. Y, por lo visto en Le Mans, esto está dando sus frutos. Aunque antes de encarar la última vuelta de una accidentada carrera en la que sólo cruzaron la meta 20 de los 34 pilotos que tomaron la salida, el protagonismo había recaído sobre Danny Kent.

El líder, que tras un fallo de estrategia en el entrenamiento oficial salía trigésimo primero, remontó poco a poco hasta llegar al grupo de cabeza a falta de menos de diez vueltas. Una remontada que no culminó con un podio por un par de décimas, aunque el cuarto solidifica su posición en la general. Más tras las caídas de sus dos perseguidores, Efrén Vázquez en la primera vuelta y el hombre de la 'pole', Fabio Quartararo, en la 17. El mejor español fue Isaac Viñales, un pobre resultado para el motociclismo que ha dominado los últimos años en la clase pequeña y al que, al menos por un día, tomó el relevo Italia.