Álex Márquez: «Si saqué Moto3 adelante, Moto2 también se puede»

Álex Márquez. /
Álex Márquez.

El vigente campeón de la tercera categoría habla sobre su temporada en el segundo escalón del motociclismo

BORJA GONZÁLEZScaperia

Una de las imágenes de la carrera de Moto2 de Le Mans fue la cara de frustración de Álex Márquez cuando regresó a su box tras una caída. El campeón del mundo de Moto3 de 2014 confirmaba en Francia que su inicio de andadura en Moto2 está siendo más complicado de lo que muchos esperaban.

Tras Le Mans se le vio ofuscado. ¿Con el paso de los días y ya en frío se ven las cosas de otra manera?

No, al final lo veo igual. Hay muchos circuitos en los que me ha costado, como Argentina y alguno más, pero al final lo sacamos. En Le Mans sí que estuvimos sufriendo durante todo el fin de semana. Dimos algún pasito pequeño, sobre todo en el warm up, pero ya era tarde. En Moto2, si das el paso tan tarde, sales entre el 15 y el 20 y, sí, puedes coger puntos, pero no puedes optar a nada más. Pensando en casa, hablando con la gente que está a mi alrededor, es lo que piensan todos: hay que dar los pasos un poquito antes. No estoy tan lejos. En Jerez, por ejemplo, salía muy atrás pero al final de carrera estaba rodando en los tiempos de los primeros. En Moto2 lo que más se nota son las cinco primeras vueltas.

¿Le genera ansiedad no conseguir resultados? Sobre todo al haberse acostumbrado a ganar en estos últimos años y con su excompañero Álex Rins brillando en su debut en Moto2

Me mantengo bastante al margen de todo eso. Intento trabajar, y cuando tenga que llegar, llegará. Si ya te ofuscas con algún resultado y con otro piloto e intentas mirar allí arriba nunca vas a mejorar, te tienes que centrar en ti e intentar mejorar. Si hacemos bien el trabajo al final llegas. Si te ofuscas en algún objetivo y no lo consigues, y solo estás por eso y no trabajas, vas a estar en el mismo sitio.

¿Qué es lo que más le cuesta de Moto2?

Lo que más me cuesta es sacarle a una vuelta el rendimiento. Miras después del entrenamiento oficial el vuelta a vuelta y te encuentras con muchos pilotos que han hecho una vuelta medio segundo más rápido que tú, pero en todas las otras son más lentos. Tú has estado allí con un ritmo muy constante, pero te clasificas muy atrás. Me falta esa vuelta para estar entre los diez primeros de la parrilla y después que estos en carrera te lleven un poco en la primera vuelta.

En la pretemporada todo el mundo les preguntaba a usted y a Tito Rabat por la rivalidad que iba a llegar, si se iban a ayudar, etc. Y al final no están tan cerca

Ya lo decía yo. La gente esperaba mucho pero ya advertí que cuando yo llegase a donde estaba Tito ya se vería qué iba a pasar, que era muy pronto. La relación con Tito, de la que muchos han dudado y han dicho que se ha roto, que no es igual, sigue siendo exactamente la misma, nos ayudamos, después de cada entrenamiento hablamos, yo le cuento cómo lo veo yo, él cómo lo ve él. Sí que, al final, cuando estamos en el box, cada uno se centra en lo suyo. Pero fuera sí que hablamos.

¿Le dice algo Marc [Márquez]? No ha vivido situaciones parecidas, porque desde que ganó por primera vez aquí en Mugello en 2010 ha ido ligando triunfo tras triunfo, pero sí que tiene más experiencia en esta categoría

Lo que he dicho antes sobre mi opinión sobre mi situación y qué tengo que mejorar es algo que él comparte conmigo. Me lo dijo desde el primer momento: cuando mejores el entrenamiento oficial vendrá todo mucho más fácil. Y eso es lo que estoy intentando.

Las cenas en casa Márquez este año no son tan felices

No, eso es igual. Cuando estamos en casa hablamos poco de motos. Hablamos de motos pero no de las de aquí, si no de cuándo vamos a hacer motocross, dirt track o cuándo vamos a entrenar. En casa las cosas son iguales aunque los dos tengamos problemas.

¿Cómo enfoca la parte de la temporada que viene ahora?

Creo que ahora vienen tres carreras que el año pasado se me dieron muy bien: Mugello, Montmeló y Assen. Tengo que aprovecharlas porque sé que son favorables para mi pilotaje, intentar dar este pasito o pasitos que nos faltan. O al menos dar uno, mejorar en el entrenamiento oficial para poder sentirme luego más en carrera. En situaciones como esta que estoy viviendo ya he estado en el pasado, cuando competía en el Campeonato de España en el primer año, o el primer año en el Mundial

Pero ahora todo el mundo le mira porque usted es campeón del mundo

Sí, es lo que hay. Si no lo hubiera sido no me mirarían tanto, eso está claro. Soy campeón de Moto3, pero en Moto2 soy uno más. Si esa la saqué adelante esta también se puede.