Iannone le roba la 'pole' a Lorenzo

Jorge Lorenzo, en los entrenamientos. /
Jorge Lorenzo, en los entrenamientos.

Márquez vive su peor jornada de entrenamientos en MotoGP

BORJA GONZÁLEZScarperia

En los entrenamientos oficiales de MotoGP del Gran Premio de Italia quedaron claras varias cosas. La primera que, efectivamente, Ducati ha hecho muy bien su trabajo para su carrera, la que se disputa más cerca de Borgo Panigale, sede de su fábrica -a una hora de distancia por carretera-. Los ingenieros italianos han preparado un motor con un poco más de vueltas, lo que ha mejorado el rendimiento de una moto que ya de por sí está alcanzando un gran nivel con sus pocos meses de vida. El dato más llamativo en este sentido fue el récord oficial de velocidad punta establecido por el hombre de la pole, Andrea Iannone (350.8km/h).

Iannone se hizo con el mejor tiempo en el oficial aprovechando la rueda del principal dominador del gran premio, o por tercer gran premio consecutivo, Jorge Lorenzo. 95 milésimas separaron a italiano y español, con un registro que mejoró en más siete décimas la mejor vuelta que se había dado nunca a Mugello con una MotoGP. Aunque no sólo fue ese motor de Ducati lo que ayudó a Iannone, y también al tercero de la parrilla, Andrea Dovizioso, que permitió el pleno de la marca italiana en la primera línea de la parrilla de salida. También el compuesto más blando del que disponen las MotoGP que no son ni Yamaha ni Honda de fábrica ayudó. De hecho, cinco de estas motos entraron entre las nueve mejores: las dos Ducati oficiales, la del probador y piloto invitado Michele Pirro, y las Suzuki de Aleix Espargaró y Maverick Viñales. En el caso de Espargaró, con un mérito añadido una vez que disputa la prueba italiana menos de dos semanas después de operarse de una rotura de un tendón del dedo pulgar de su mano derecha. Este factor, el del neumático más blando, fue en parte el causante de que Dani Pedrosa y Valentino Rossi terminasen en la tercera línea.

Además de todo esto, el sábado también dejó claro que es Lorenzo el piloto con mejor ritmo de carrera, y el favorito a la victoria en Mugello. «Confío en que no suceda nada en la primera curva, teniendo en cuenta que está Iannone, que es un piloto agresivo en las primeras vueltas», explicó Lorenzo, fastidiado por no poder salir desde el primer puesto. «Espero que no pase nada raro y que haya una lucha buena, limpia. Vamos a ver si somos capaces de ponernos en primera posición, y si no es posible esperaré más tiempo a que el depósito tenga menos gasolina para ver cómo están los demás de ritmo». En ese sentido, Dovizioso volvió a airear sus dudas acerca del rendimiento de la Ducati una vez pasen los primeros dos tercios de carrera. «Sólo en carrera sabremos si podemos aguantar con Lorenzo hasta el final, y si el trabajo que hemos hecho funciona. Aquí tienes que ser rápido constantemente, pero de una manera suave», analizó el italiano. Aunque los dedos no sólo apuntan a Lorenzo y Dovizioso, una vez que Iannone aún anda renqueante de una pequeña fractura en el húmero izquierdo.

Valentino Rossi, pese a salir octavo -la misma posición desde la que ha ganado sus dos carreras de este año- también cuenta con un buen ritmo, así como Marc Márquez, protagonista negativo de la jornada. «Este ha sido el peor sábado desde que estoy en MotoGP», confesó el campeón del mundo. Márquez y su equipo enlazaron error tras error en los entrenamientos del sábado, con una caída incluida, fallos que culminaron con Márquez fuera del entrenamiento oficial que permite pelear por los doce primeros puestos de la parrilla. «Marc ha cometido hoy un error de cálculo. Aunque estad atentos a Márquez porque es decimotercero y tiene un gran ritmo. También tiene un ritmo muy bueno con neumáticos usados. No está tan lejos», advirtió Rossi. «Dentro de lo que ha pasado me siento bien, aunque salga el decimotercero», reconoció Márquez. «Creo que el ritmo es de estar luchando entre los cuatro primeros pero intentaré hacer una buena salida, empujar en las primeras vueltas para ver si podemos engancharnos al grupo de delante», comentó el catalán. Más alicientes para una carrera que ha levantado grandes expectativas.

Fuga imposible

Si la carrera de MotoGP se plantea abierta, lo mismo se puede decir de las otras dos categorías. En Moto2, tras los entrenamientos libres, todo apuntaba al dominio de Tito Rabat, hasta que los rivales se le fueron acercando a lo largo de la última jornada. Un día en el que se rodó rapidísimo: los once primeros pilotos de la parrilla de salida rodaron por debajo del récord de Pol Espargaró, vigente desde 2012. Por delante de todos, y por segunda vez en el año, Sam Lowes, que hizo lo mismo que en Losail, pole y caída. Junto a él en la primera línea estarán el suizo Dominique Aegerter, desaparecido a lo largo de todo este 2015, y Rabat, que ha mostrado un nivel altísimo a lo largo del fin de semana. Y tras ellos todos los pilotos que han asomado delante en este año: Thomas Luthi, ganador en Le Mans, Luis Salom, el líder Johann Zarco, Álex Rins

En cuanto a Moto3, tras vivir su peor primer día de un gran premio en este 2015, Danny Kent revertió la situación y firmó su segunda pole de la temporada, en su caso rodando solo. Y es que ese es uno de los factores cruciales para la categoría pequeña en Mugello: la larga recta del trazado toscano, y los rebufos que aquí se dan, terminan formando enormes grupos con cambios continuos de posiciones, sobre todo cuando se llega a la primera y brusca frenada. En 2014 siete pilotos cruzaron la meta separados por sólo medio segundo, con los tres primeros en 10 milésimas. Kent debería tener en los italianos a sus mayores rivales, sobre todo el último ganador en Mugello, Romano Fenati, vencedor también hace dos semanas en Francia. En cuanto a los españoles, gris jornada de clasificación, con Isaac Viñales décimo como el mejor posicionado en la parrilla de salida.

Iannone hizo buenas las expectativas que hablaban de la superioridad de Ducati en Mugello y consiguió la mejor posición para la formación de salida de MotoGP a pesar de los esfuerzos del español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), por evitarlo.

La gran y negativa noticia de los entrenamientos la protagonizó el campeón del mundo en título, Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), quien se quedó fuera de la segunda clasificación en el último instante y saldrá desde la decimotercera posición, quinta línea de la formación de salida.

Márquez se vio obligado a realizar la primera clasificación con problemas persistentes para controlar su Repsol Honda RC 213 V, que de hecho le hizo tener algún que otro susto durante la misma, si bien el doble campeón del mundo los supo salvar con maestría pero una caída en los cuartos entrenamientos libres le dejó con una sola moto al no haber tiempo material para repararla y el campeón del mundo pagó muy caro el percance.

Con una sola moto y sin encontrarse ésta en las mejores condiciones, Marc Márquez intentó jugarse la clasificación a una sola carta y casi lo consigue, salvo por el hecho de que en su última vuelta el colombiano Yonny Hernández (Ducati Desmisedici GP14) le superó a él y también a quien ocupó la primera posición hasta ese momento, el también español Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR).

Espargaró tuvo que realizar un esfuerzo inmenso para soportar el dolor de la lesión de ligamento de la que se operó recientemente y que le impidió rendir al máximo, pues ni siquiera acabó la primera tanda para dar descanso a su maltrecha mano.

El español del equipo Repsol no pudo ocultar su disgusto, al haber dado por concluido el entrenamiento antes de tiempo y verse fuera de la segunda clasificación desde su puesto en el taller, y tiró su gorra y se marchó disgustado del mismo, sabedor de que saldrá desde la quinta línea de la formación de salida con el decimotercer mejor tiempo de la categoría.

En la segunda clasificación, en el tramo final, apareció de nuevo el potencial de las Ducati en "su" circuito, y Andrea Iannone acabó consiguiendo el mejor puesto de la formación de salida con un nuevo récord de 1:46.489, por delante de Jorge Lorenzo (1:46.584), quien en el último momento superó a Andrea Dovizioso (1:46.610), para relegarlo hasta la tecera posición.

Aleix Espargaró, que tuvo que disputar la primera clasificación, protagonizó unos excepcionales segundos entrenamientos que le llevaron hasta la quinta posición, con Dani Pedrosa en sexto lugar, Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR), noveno, y Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1), en la décima posición.

El británico Sam Lowes (Speed Up) se sobrepuso a la caída que protagonizó durante los entrenamientos de Moto2 y marcó el mejor tiempo, por delante del suizo Dominique Aegerter (Kalex) y el campeón del mundo español Esteve "Tito" Rabat (Estrella Galicia 0'0 Kalex).

Lowes se fue al suelo con su Speed Up cuando era cuarto, y sus mecánicos se tuvieron que esforzar al máximo para intentar reparar los daños en su moto y aunque con poco tiempo de entrenamiento efectivo, algo menos de ocho minutos, el británico regresó a la pista para conseguir ponerse líder en la duodécima vuelta, 1:51.514.

Nadie pudo batir el registro de Lowes, que se hizo con la mejor posición de la formación de salida de Moto2, por delante de Dominique Aegerter y con Tito Rabat tercero, aunque el campeón del mundo español tuvo que esforzarse hasta el final para doblegar a Thomas Luthi y relegarlo a la cuarta posición.

El británico Danny Kent (Honda) logró el mejor tiempo en Moto3, por delante de su propio compañero de equipo, el japonés Hiroki Ono, quien siguió la estela de su moto para concluir segundo.

Kent protagonizó unos intensos entrenamientos que poco después, en su sexto giro y aunque alguno de sus anteriores tiempos fue anulado por dirección de carrera al considerar que había acortado los límites del circuito, paró el crono en 1:57.706.

La primera gran sorpresa llegó protagonizada por el joven Quartararo, que perdió adherencia en el tren delantero de su moto y se fue al suelo cuando era séptimo y con su moto dañada por el percance, lo que literalmente le dejó sin ninguna opción de poder mejorar y acabó decimotercero.

Mientras, Danny Kent marcó el mejor tiempo y nuevo récord absoluto, 1:56.615 por delante de su compañero de equipo Hiroki Ono y el italiano Romano Fenati (KTM).