Motociclismo

Berta Garciablanco, la discípula asturiana de Marc Márquez

La piloto gijonesa, en pleno vuelo, durante un entrenamiento en el circuito gijonés de motocross de Suzuka./Damián Arienza
La piloto gijonesa, en pleno vuelo, durante un entrenamiento en el circuito gijonés de motocross de Suzuka. / Damián Arienza

Berta Garciablanco acudirá al Allianz Junior Motor Camp del pentacampeón de MotoGP

Hugo Velasco
HUGO VELASCOGijón

Como si de un regalo de reyes anticipado se tratase, la joven piloto gijonesa, de 11 años, Berta Garciablanco Villaverde recibió la mejor de las noticias: su nombre había sido uno de los veinte elegidos, entre los más de 250 aspirantes, para participar en la cuarta edición del Allianz Junior Motor Camp, que impartirán los hermanos Marc y Álex Márquez.

El campus, que se iniciará el próximo 29 de noviembre en el circuito ilerdense de Rufea y que se prolongará hasta el 2 de diciembre, está destinado a que las futuras promesas del motociclismo nacional e internacional, ya que junto a la gijonesa también estarán presentes un piloto británico, un italiano, un croata y un húngaro, puedan perfeccionar y mejorar sus técnicas de conducción sobre la moto gracias a los consejos del siete veces campeón del mundo y de su hermano Álex, campeón del mundo de Moto3.

Aunque su primera experiencia sobre la moto se remonta a hace dos años, la pasión por el motociclismo de Garciablanco le viene desde bien pequeña, cuando veía a sus padres y a sus tías moverse sobre las dos ruedas.

Su padre, Luis, es, precisamente, quien le acompaña cada fin de semana a las carreras, así como a las largas jornadas de entrenamiento en el circuito de motocross de Suzuka, ubicado en las inmediaciones del Polígono Industrial de Somonte en Gijón, donde comparte pista junto a los otros miembros de la cantera del Moto Club Puch Asturias.

Berta, junto a su padre Luis, quien ejerce como maestro, y su hermano, Luis, conocido como 'Sito'. :
Berta, junto a su padre Luis, quien ejerce como maestro, y su hermano, Luis, conocido como 'Sito'. : / Damián Arienza

Su disciplina sobre las dos ruedas es la del motocross ya que, como la propio piloto reconoce, lo que más le gusta es «ir rápido y saltar porque me hace sentir bien». Berta, como todos los jóvenes de su edad, tiene más aficiones, al margen de la moto: «También me gusta esquiar, hacer surf, gimnasia rítmica y andar en bici».

La lucha de Garciablanco sobre los circuitos de tierra no es solo contra el resto de pilotos de la parrilla, sino también contra aquellos que tildan esta disciplina como un deporte de hombres. La temporada pasada, en su debut en competición, logró finalizar tercera en el Campeonato de Asturias de MX 65cc, mientras que este año, dando un salto de categoría, logró el subcampeonato regional en Promesas 85cc. Forma, junto a Paula Hevia y Vera Suárez, la nueva hornada de jóvenes mujeres que quieren seguir los pasos de la murciana Ana Carrasco, quien se convirtió esta temporada en la primera mujer en lograr un título FIM.

Hace poco más de un mes, en el circuito vallisoletano de El Rebollar, Berta hizo su estreno en una prueba del Campeonato de España, en la que compartió parrilla con el piloto de Valdesoto Pablo Gutiérrez Solís, quien el año pasado disfrutó de la misma oportunidad que tendrá ahora la gijonesa: fue el primer asturiano en acudir a la Allianz Junior Motor Camp de los Márquez.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos