MOTOCICLISMO

Mal comienzo de año para Dani Pedrosa

Dani Pedrosa. :: AFP/
Dani Pedrosa. :: AFP

L. M.

A Dani Pedrosa no ha sentado bien el cambio de año. Las expectativas de futuro como probador de KTM tras despedirse del Mundial de MotoGP en 2018 se van a quedar aparcadas durante un tiempo, pues tiene que someterse a una operación por la doble fractura por estrés de la clavícula derecha que le ha sido diagnosticada.

«A lo largo de los años he tenido varias fracturas en esa zona y la última vez fue en tres partes, dejándola esclerosada. La parte media no tiene suficiente flujo de sangre, creando osteoporosis, por lo que requiere una solución efectiva para regenerar el hueso y lograr la recuperación adecuada», indicó el piloto a través de un comunicado. «Tras someterme a diversas pruebas y consultas médicas, la recomendación clara es la recuperación total y la salud del hueso», aclaró el piloto español.

En la operación se le realizará un injerto con sus propias células madre de médula ósea para asegurar la recuperación total de la extremidad. Esta intervención supone el retraso de Pedrosa como probador de KTM, pues la recuperación puede alargarse varios meses.

«Agradezco a KTM la confianza que han depositado en mí y su apoyo para mi plena recuperación. Tenemos mucha ilusión en el trabajo que estamos realizando y es por ello que quiero estar físicamente en las mejores condiciones para la emocionante tarea que hemos emprendido. Para mí, los retos no se detienen», explicó Dani Pedrosa.