GP de la República Checa

Pedrosa respira en Brno mientras Márquez cumple con su plan

Dani Pedrosa, rodando sobre el trazado de Brno. /Michal Cizek (Afp)
Dani Pedrosa, rodando sobre el trazado de Brno. / Michal Cizek (Afp)

El de Repsol Honda termina primero en MotoGP, con Bautista tercero | Caída y lesión para el líder de Moto3, Jorge Martín, baja para el GP de la República Checa

BORJA GONZÁLEZCIRCUITO DE BRNO

«Para mí no se acaba aquí. Evidentemente, es mucho mejor empezar así el Gran Premio que de otra manera. Eso sin duda: para mí, para mis mecánicos y para mi gente. Es positivo y estoy contento de poder sentirme un poco mejor encima de la moto y de que realmente se refleje en la pista, pero mi momento preferido es en la carrera». Dani Pedrosa, y se podría decir 'por fin', terminó liderando una jornada de entrenamientos en MotoGP por primera vez en 2018 (había sido el más rápido en el primer libre de Argentina, segunda prueba del calendario), después de un periodo complejo en el que ha sumado problemas físicos, la sempiterna mala fortuna, y la complicada decisión sobre su futuro.

Un piloto que en las últimas semanas confesaba estar en la búsqueda de recuperar sus sensaciones sobre la moto con la idea de terminar su carrera en la clase reina con un buen resultado. Y es que el catalán ha ganado como mínimo una carrera desde que en 2002 lograse su primera victoria en 125cc.

«Para mí el objetivo prioritario ahora mismo es volver a pilotar bien. ¿Por qué aquí he podido ser el más rápido? Para mí es más raro por qué no en los demás sitios. Volver a coger mi ritmo es lo más prioritario. Si lo tienes y estás en una buena dinámica, puede llegar la oportunidad de volver a ganar, pero seguro que primero hay que conseguir las sensaciones que te llevan a eso», señaló. Un discurso cauto después de resurgir en un trazado en el que tanto él como Marc Márquez habían tenido la oportunidad de entrenar a principios de julio, y donde los pilotos se encontraron con altísimas temperaturas, con más de 50 grados en pista en la sesión vespertina.

«Esta pista es larga y puede haber muchos 'peros', pero sí que estamos bastante bien. Es una de las pistas que ya sabemos que no es tipo Alemania, o tipo Austin, pero estamos ahí», analizó por su parte Márquez, que jugó con su ventaja en el plan de trabajo. Mientras que el resto de la parrilla buscó en el final del segundo libre un buen tiempo montando neumáticos nuevos, el líder de la general se dedicó a comprobar el funcionamiento del compuesto más duro, después de haber hecho lo propio por la mañana.

Márquez terminó décimo, un puesto desde el que compartió 'favoritismo' con el quinto del día, Andrea Dovizioso. «Creo que Dovizioso es el más rápido en pista, aunque no haya sido el más rápido en los papeles, pero es el que tiene más ritmo y veo más peligroso; luego está Dani, que ha hecho un gran entrenamiento por la tarde», apuntó el de Cervera. Un análisis al que contestó Dovizioso: «¿El mejor ritmo? Márquez lo que quiere es meterme presión».

Las Yamaha, en el grupo de cabeza

En el grupo de cabeza entraron las Yamaha oficiales, los dos pilotos confesando incomodidades con los neumáticos y el desgaste pronunciado que sufren con las altas temperaturas en el asfalto de Brno, y, entre otros, Álvaro Bautista, abonado a los puestos delanteros en un momento en el que se decide su futuro: una sola moto quedaría disponible, la Yamaha satélite del nuevo equipo malasio patrocinado por Petronas, montura por la que también pelea el joven e inexperto francés Fabio Quartararo. «Seguro que hay gente que piensa que estoy apretando ahora porque no tengo moto», respondió el de Talavera de la Reina a los que achacan su mejoría a la tensa situación de mercado. «Pero lo que dice esa gente a mí me entra por un oído y me sale por otro. Yo hago mi trabajo. La gente que está aquí dentro sabe cómo soy, que siempre doy el máximo».

El que tuvo más problemas de lo esperado fue Jorge Lorenzo, decimoquinto, con malas sensaciones y con muchas dudas sobre cómo resolver sus problemas.

Jorge Martín pasará por el quirófano

Aunque la noticia del día estuvo en Moto3. Durante el primer entrenamiento libre, Jorge Martín, líder de la general, sufrió una caída en la que terminó fracturándose el radio de su brazo izquierdo, una lesión que le obligará a pasar por el quirófano y a perderse lo que queda de Gran Premio de la República Checa, con la esperanza puesta en el milagro de poder estar en Austria la próxima semana. «No quiero pensar mucho en esto para no hundirme. Quiero intentar llegar a Austria para coger puntos allí y para después, en Silverstone, volver a la dinámica de este año. Hay que recuperarse bien, que es lo importante, porque lo primero es la salud. Ahora tengo un poco de bajón pero yo me recupero rápido de estas», manifestó.

 

Fotos

Vídeos