Seis salmones en la antepenúltima jornada

El Narcea, con cinco ejemplares echados a tierra, refrenda su rol predominante en la temporada y el Cares aporta la otra captura

I. A.GIJÓN.

La antepenúltima jornada de la temporada de pesca en los ríos salmoneros asturianos se saldó con seis capturas, una vez más lideradas por el Narcea. El precinto de La Rodriga volvió a ser el que registró mayor actividad, con cinco ejemplares echados a tierra que elevan a 379 el cómputo general del año en sus aguas.

Los cinco capturas llegaron en la zona libre, todas con adiposa y con pesos de 2,020 kilos, 4,930 kilos, 2,390 kilos y 4,575 kilos. A ese cuarteto se unió el ejemplar que llevó a precintar, de 2,160 kilos, el pescador de Sariego Paulino Morilla Arboleya.

Completó la media docena de capturas de la jornada de ayer el Cares. Su único ejemplar echado a tierra corrió a cargo de un deportista de Unquera, que en la zona libre pescó un salmón de 2,100 kilos, que sitúa el balance total de la temporada en su precinto en 92.

El Sella acumuló su segunda jornada de vacío en los últimos tres días hábiles y a su precinto solamente ha llegado esta semana un salmón, que estanca su cómputo general de la temporada en 314. En los ríos occidentales del Principado, la sequía, tónica habitual desde el inicio de la campaña, sumó un nuevo capítulo ayer. En el Esva siguen sin echarse salmones a tierra en el mes de julio, con tres como raquítico total, mientras que el Eo sigue al borde de la treintena (29) tras otro día poco prolífico.