Otra decepcionante derrota del Sporting (0-1)

Iñaki Porto.

Los rojiblancos no dispararon entre los tres palos en todo el partido

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Fue un partido idóneo para la hora de la siesta, sobre todo para la afición del Sporting. El cuadro rojiblanco volvió a decepcionar lejos de El Molinón. Esta vez lo hizo en Pamplona, ante un Osasuna que arrolló a los hombres de Rubén Baraja tras el descanso.

El Sporting necesitaba ofrecer una imagen más ofensiva que la mostrada hace dos semanas en La Coruña, cuando los hombres de Baraja no realizaron ningún disparo a portería. No hubo suerte. Por segundo encuentro consecutivo lejos de Gijón, el meta rival no tuvo trabajo. La gran duda del sportinguismo es saber qué tipo de portero tiene Osasuna.

1 Osasuna

Rubén; Nacho Vidal, Unai, Aridane, Carlos Clerc; Íñigo Pérez, Oier, Kike Barja (Luís Perea, m. 78), Rubén García, David Rodríguez (Torres, m. 68) y Brandon (Lillo, m. 89).

0 Sporting

Mariño, Molinero (Geraldes, m. 67), Álex Pérez, Babin, Canella, Nacho Méndez, Cristian Salvador, André Sousa (Carmona, m. 62), Álvaro Jiménez, Lod (Blackman, m. 74) y Djurdjevic.

goles
1-0: m. 72, Rubén García.
árbitro
Díaz de Mera. Amonestó a los locales Dier, Kike Barja. Por parte del Sporting vieron amarilla Djurdjevic, Molinero, Salvador, Nacho Méndez. Además expulsó al técnico local Arrasate.
INCIDENCIAS
Partido disputado en El Sadar.

También sería conveniente explicar a qué juega el nuevo cuadro de Baraja, que se vio superado en un encuentro en el que la mayor parte del tiempo se juegó en las inmediaciones del área de Diego Mariño. El meta ya se dejó notar nada más empezar tras un remate de David Rodríguez, una buena parada evitó el primer tanto de la tarde para fortuna de los rojiblancos.

Poco pudo hace en la segunda mitad en una falta ejecutada por Rubén García. No iba desencaminado el vallisoletano cuando solicitó el fichaje del valenciano. En Pamplona le tocó sufrir al exrojiblanco.

El once inicial tan solo tuvo una novedad respecto al que utilizó ante el Numancia. Carmona comenzó el choque en el banquiilo, mientras que Álvaro Jiménez se situó en la banda derecha. Poco o nada se dejó notar el extremo, que solicitó un penalti en la primera mitad.

No es culpa del atacante que no haya tenido protagonismo porque tampoco lo tuvo, de nuevo, Uros Djurdjevic. El serbio es pura desesperación sobre el terreno de juego. No es para menos, no le llega ningún balón en condiciones para poder estrenar su casillero goleador.

A Robin Lod, que repitió en la banda izquierda, le superó el ritmo del encuentro. Sobre manera tras un descanso que le sentó mejor a los locales. El debut de Blackman quedó en un segundo plano. Baraja lo introdujo tras el tanto recibido. No pudo hacer ninguna jugada porque, al igual que a Djurdjevic, no pudo disfrutar de un pase en condiciones.

Pamplona sigue siendo un terreno por conquistar. En dos décadas, el Sporting tan solo ha ganado en dos ocasiones y en tardes como la de hoy se antoja complicado romper la dinámica de resultados.

Los rojiblancos y sobre todo Rubén Baraja tiene un serio problema. El equipo lejos de El Molinón no compite. Sin excusas. Lo peor es que, tal y como sucedió el pasado domingo, los choques en casa no se cuenten como victorias.

Mucho tiene que mejorar el Sporting para estar entre los mejores. La Liga acaba de comenzar, pero no estaría de más que el equipo diera un paso adelante. Así lo solicita una afición que sigue con la incertidumbre de saber si los fichajes son los adecuados para lograr el ascenso a Primera.

Más Sporting

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos