Los subcampeones de la K4, con la mirada puesta en Tokio